Caso Taula

Cargos del PP valenciano pugnaban entre ellos por las mordidas: "Que no se te adelanten"

Las grabaciones muestran cómo los investigados medraron para no repartir comisiones con otros miembros del Ayuntamiento.

Benavent

Benavent

  1. Operación Taula
  2. Valencia
  3. Rita Barberá
  4. PP Valencia

La trama desarticulada en la ‘operación Taula’ no tenía ninguna intención de repartirse el ‘pastel’ de las mordidas en Valencia, ni siquiera entre sus propios compañeros de partido en el Ayuntamiento de la capital del Turia. Según se desprende de las conversaciones que obran en el sumario del caso, los principales investigados tomaban medidas para tener exclusividad con las empresas a las que se les adjudicaban los contratos ilícitos a cambio de comisiones.

“Ponte las pilas (...) Que ni se te adelanten (sic)”, le apremió la entonces concejal de Cultura, María José Alcón, al cobrador confeso de las mordidas, Marcos Benavent, el autodenominado 'yonki del dinero'. La concejala se había enterado de que una de las empresas a las que iban a conceder un contrato a dedo, EMR, había fichado a un ex asesor del consistorio valenciano. Sabía también que esa persona había estado el día anterior visitando el despacho de un miembro del Ayuntamiento ajeno a la trama investigada.

"Ponte las pilas"

“Ponte las pilas, Ahora EMR ha contratado a uno que fue asesor de jardines o de medio ambiente, que se llama Toni Bernard. ¿Tu lo conoces?”, dice Alcón en una conversación telefónica grabada por el propìo Benavent. Precisamente Alcón fue concejala de Jardines hasta 1996, año en el que pasó al Departamento de Cultura hasta 2009. A partir de ese año volvió a desempeñar funciones como asesora de Jardines y Patrimonio Municipal.

“Toni Bernard ya estuvo ayer por el Ayuntamiento yendo por el despacho de Alfonso, para hacerle ver la maravillosa…¿sabes? Pues que ni se te adelanten, ni tengan nada que ver”, insiste la concejala, según recoge la Guardia Civil en un informe.    

Ante las indicaciones de Alcón, Benavent le recomienda que hable con una persona a la que se refiere como Pedro que, según la Guardia Civil, podría corresponder a Pedro Aracil Sanmartín (asesor de la concejala), para que llame al entonces presidente de EMR y cerrar una cita.   

Los investigadores ubican esta conversación a finales del año 2006, fechas en las que la trama actuaba a pleno rendimiento en sus actividades presuntamente ilícitas con las que se llegaron a embolsar 20 millones de euros. En concreto, la Guardia Civil cree que la llamada telefónica está relacionada con el amaño del contrato para unas obras de conservación y restauración de los Puentes Históricos de Serranos y Trinidad.   

Contrato por 2,3 millones

La base de licitación de este proyecto era de casi 3 millones de euros. Tal y como ya habían acordado con meses de antelación, el contrato fue para EMR (Estudio Métodos de la Restauración S.L.) por 2,3 millones. El acuerdo se formalizó en febrero de 2007 y el Ayuntamiento aprobó en los años posteriores varias ampliaciones del plazo de obra, la última de ellas en el año 2011.

Lo que había en juego esta vez era una comisión que los investigadores no tienen duda de que se acabó pagando por parte de EMR a cambio del contrato. El informe no ofrece más detalles de la personalidad de ese Alfonso, con despacho en el Ayuntamiento de Valencia, al que supuestamente acudieron también los responsables de la empresa concesionaria.

Por estos hechos fue preguntada Alcón tras ser detenida por la Guardia Civil. En un comprometido interrogatorio, los investigadores le hicieron escuchar todas las grabaciones de sus conversaciones. La exconcejala respondió que habían sido manipuladas por las personas que quieren "causarle daño".

En sus respuesta aseguró desconocer quién es Toni Bernard y apuntaba a que la conversación guardaba relación con el contrato de los puentes "ya que EMR era la mejor empresa que se presentó al concurso". Preguntada acerca de quién es el Alfonso al que citaba en su conversación dijo que "podría tratarse de Alfonso Novo o Alfonso Grau, aunque también podría tratarse de un técnico de la obra". La Guardia Civil también quiso saber qué quería decir Alcón con la frase "ni se te adelanten". Ella contestó que no entendía ese fragmento de la conversación.

Alfonso Novo fue portavoz y concejal del grupo municipal del PP y también está involucrado en la ‘operación Taula’. Alfonso Grau fue concejal entre 1995 y 2015, también fue exvicealcalde y el marido de María José Alcón. Grau no está siendo investigado en esta causa.