La investidura

Sánchez instará a la presidenta del Congreso a que fije fecha para la investidura si Rajoy no lo hace

El líder del PSOE acusa al PP de bloquear la democracia exigiendo "la sumisión" de la oposición y mantiene que sus diputados votarán 'no'.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la reunión en el Congreso de los Diputados.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la reunión en el Congreso de los Diputados. EFE España

  1. Mariano Rajoy Brey
  2. Pedro Sánchez
  3. PSOE
  4. Congreso de los Diputados
  5. Investidura

El "no es no" del PSOE se mantiene casi dos meses después de las últimas elecciones generales, las segundas en menos de un año. Pedro Sánchez ha ratificado su negativa a Mariano Rajoy y al PP, a Ciudadanos y a sus seis condiciones. En definitiva, a la investidura del líder de los populares. “La posición del PSOE quedó ratificada en el comité del pasado mes de julio”.

Sánchez ha argumentado que su “no” se trata de una “cuestión ética”. “Solo puede haber una regeneración democrática si Mariano Rajoy deja el PP”. El líder de los socialistas ha retomado la actividad política tras varias semanas sin comparecencias de prensa, sin declaraciones y sin reuniones con miembros de su partido. 

En una reunión que se ha alargado durante toda la mañana, la cúpula del PSOE, los hombres más cercanos a la secretaría general del partido, han reafirmado la posición del partido: el no a Rajoy es innegociable. No solo eso, además, el líder de los socialistas ha dado un ultimátum a los populares para que salgan de su inmovilismo.

Iniciativa parlamentaria

Sánchez exige a Rajoy que antes de que finalice la semana ponga de una vez por todas fecha a su sesión de investidura, encargo que aceptó hace dos semanas tras su reunión con el rey. Sánchez ha advertido que, de lo contrario, El PSOE tomará cartas en el asunto. “Presentaremos una iniciativa parlamentaria a la presidenta para que hable con Rajoy y para que se fije fecha y hora de la investidura”.

El secretario general de los socialistas ha comparecido ante los medios al filo de las tres y media de la tarde. La presión lleva semanas acumulándose sobre los hombros de Sánchez y los suyos. PP y Ciudadanos no han cejado en su empeño de instar al líder socialista para que fuerce la abstención de su partido y facilitando así la posible investidura de Mariano Rajoy.

Sin embargo, Sánchez reunión esta mañana a su núcleo de confianza, a la cúpula del partido para ratificar la negativa al PP y a Mariano Rajoy. “El Partido Socialista ha mantenido la misma posición desde el 26 de junio. Los españoles dijeron ese día que el PP tenía una minoría mayoritaria en el Congreso, que le obligaba a gobernar acordando y dialogando con otras fuerzas parlamentarias”, ha asegurado.

Mientras tenía lugar en Génova el conclave del Comité Ejecutivo del PP, en el Congreso hacían los propio los socialistas. Sánchez y los suyos han esperado a que terminase la reunión de los populares y su posterior comparecencia para ratificar su postura. El PSOE era un búnker del que no salía nada, y nada se ha dicho hasta que Rajoy la rueda de prensa programada en Génova.

Tras más de dos horas encerrados en el Congreso de los Diputados, Sánchez salió a ratificar lo que esta misma mañana aseguro la presidenta del partido, Micaela Navarro: el PSOE no es una veleta, un muñeco que gira al antojo de los vientos impulsados por los otros partidos. Los socialistas tienen autonomía propia. La presidenta fue la única que habló antes de la reunión que el partido ha desarrollado durante buena parte de la mañana, hasta primera hora de la tarde. “Lo que está claro es lo que venimos manteniendo”. El PSOE, según Micaela, “no cambia de opinión cada veinticuatro horas”.

Rajoy exige nuestra "sumisión"

Sánchez se ha mostrado muy duro con Mariano Rajoy, a quien recriminó que pretende gobernar “sin oposición”. “El PSOE instó a Rajoy para dialogar con sus aliados potenciales para negociar un gobierno no continuista. Hemos visto que no ha habido ningún avance. El señor Rajoy exige la sumisión de todos los grupos parlamentarios”.

“Lo que es evidente es que el PSOE no se va a abstener a la corrupción, al precariedad el desempleo del PP en los últimos cuatro años”. De este modo, Sánchez y sus más cercanos colegas reiteran su negativa a participar del acuerdo de Ciudadanos y el Partido Popular están fraguando, aunque no proponen otra alternativa.

Las evasivas de Rajoy a lo largo de su comparecencia han provocado que Sánchez la emprendiese con el líder de los populares, a quien ha reprochado una y otra vez su inmovilismo. " Lo de Rajoy es una tomadura de pelo”. No sabemos la fecha de la investidura, no sabemos si se va a presentar, ni tampoco con qué programa va a solicitar la aceptación de la cámara. Ni Rajoy ni nadie tiene derecho a mantener cautivo a las instituciones y a la democracia del país”.