Guardias civiles en el aeropuerto de El Prat este viernes.

Guardias civiles en el aeropuerto de El Prat este viernes. EFE

España CONFLICTO DE EL PRAT

El PSOE, en contra de la seguridad privada de los aeropuertos

Miguel Urbán (Podemos) pide "revisar la externalización de servicios" que fomenten la precariedad y el cese fulminante del presidente de Aena.

Daniel Basteiro

El PSOE cree que la seguridad en los aeropuertos no debe recaer en manos privadas sino que deben ser los cuerpos y fuerzas públicos los que asuman ese trabajo estratégico. Los socialistas, muy críticos con Aena, la empresa que gestiona los aeropuertos (controlada en un 51% por el Estado), creen que la huelga de los empleados de la empresa Eulen ha puesto sobre la mesa la precariedad de sus condiciones laborales y revela la falta de idoneidad del modelo de concursos actual. 

El PSOE está "en contra de una excesiva privatización de un tema tan fundamental como la seguridad" dijo este viernes el secretario de Organización, José Luis Ábalos, número tres del partido. "Es un tema que tienen que llevarlo adelante los cuerpos que están especializados en este tema y además en condiciones dignas. Y muchos de los servicios que hoy se prestan a nivel privado no deberían prestarse por estas empresas", aseguró en una entrevista con RNE

"Cuando un privado presta un servicio público, eso no exime de la responsabilidad de los poderes públicos para ser garantes del servicio que se presta. En este caso, parece que el Gobierno y Aena no tenían nada que ver. Y sí", añadió para criticar la gestión de este caso concreto, que ha levantado una cierta alarma social en uno de los puentes de más tránsito de viajeros del año. 

Podemos pide "revisar" las externalizaciones

Podemos, por su parte, pide "revisar los modelos de externalización de servicios", pero más que en la seguridad se centra en su impacto en "la precariedad y la erosión de los derechos de los trabajadores", según asegura a EL ESPAÑOL el eurodiputado Miguel Urbán. 

Desde que estalló la crisis por la huelga en el aeropuerto de El Prat, pendiente de una nueva votación de los trabajadores de la solución propuesta por la Generalitat, el PSOE y Podemos han criticado al Gobierno y, muy especialmente, al presidente de Aena, José Manuel Vargas. Ambos grupos políticos creen que el Gobierno fomenta que en los concursos como el de la seguridad de El Prat se presenten ofertas excesivamente bajas con el fin de lograr el contrato, algo que se conoce como bajas temerarias.

De esa manera, y sin unos requisitos estrictos sobre salarios, son los trabajadores los que acaban pagando el abaratamiento de la oferta, según estas formaciones. Para los socialistas, la reforma laboral del PP y las características específicas de los concursos, de los que responsabilizan a Vargas, son los que permiten sueldos más bajos. "El actual conflicto laboral del aeropuerto de El Prat no es más que un reflejo y la consecuencia de la forma de actuar de la dirección de Aena”, dijo esta semana César Ramos, el portavoz de Fomento del PSOE. 

PSOE, Podemos y CSIF piden el cese de Vargas

"Pedimos el cese del director de Aena por la gestión del conflicto laboral de los trabajadores de Eulen, responsables del servicio de seguridad del Aeropuerto de Barcelona El Prat. Vargas es el máximo responsable de un modelo de gestión que se jacta de la obtención de beneficios mientras reduce el coste de los servicios concesionarios con contratos que acaban repercutiendo de forma negativa sobre las condiciones laborales y la precariedad de los trabajadores", explica Urbán.

También Ramos (PSOE) cree que es “vergonzoso” que la dirección de Aena “presuma” de grandes beneficios "y, a la vez, reduzca el coste de los servicios concesionarios con contratos que acaban repercutiendo de forma negativa sobre los trabajadores”. Por ese motivo, los socialistas creen que el presidente de Aena no puede seguir ni un minuto más.

El sindicato CSIF también ha reclamado la dimisión de Vargas. Según la fuerza sindical, Vargas "únicamente está preocupado por los resultados económicos" de Aena "y no por el servicio público que esta empresa debe dar a toda la sociedad española".

El Gobierno prefiere no entrar en estas consideraciones y, en sintonía con la Generalitat, critica la falta de generosidad de los trabajadores, la organización de sus votaciones y las huelgas sin previo aviso, según declaró este viernes a numerosos medios el titular de Fomento, Íñigo de la Serna. 

Dudas sobre la Guardia Civil

Los trabajadores de Eulen tienen previsto votar el acuerdo de la Generalitat este domingo tras fijar este jueves una posición mucho más exigente en cuanto a la subida salarial. El Gobierno se guarda la posibilidad de intervenir y encargar a la Guardia Civil los controles, algo visto con mucho escepticismo por la oposición. 

"Consideramos que la utilización de la Guardia Civil no puede interferir en el legítimo derecho de los trabajadores a la huelga que reconoce la Constitución Española", asegura Urbán. "El Gobierno debe fomentar que la mesa negociadora alcance un acuerdo cuanto antes un acuerdo satisfactorio para los trabajadores, mejorando sus condiciones laborales, acabando con la condiciones de precariedad y revisando incluso la posibilidad de revocar la concesión del servicio a Eulen", según el eurodiputado de Podemos.