La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en una imagen de archivo.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en una imagen de archivo. Efe

DESAFÍO SECESIONISTA

El Gobierno invita a Puigdemont a defender su propuesta de referéndum en el Congreso

El debate serviría, según la vicepresidenta, para que "todo el mundo sepa dónde está todo el mundo".

Ana I. Gracia

Golpe de efecto del Ejecutivo central a Carles Puigdemont los días previos de su visita a Madrid. La vicepresidenta del Gobierno ha brindado este viernes al presidente de la Generalitat la oportunidad de presentar ante las Cortes Generales, la sede de la soberanía nacional, su proyecto de Cataluña y debatir allí el referéndum independentista que plantea para su región. Soraya Sáenz de Santamaría ha hecho esta propuesta en la tradicional rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de los viernes. "El Gobierno considera que son las Cortes Generales el lugar adecuado para que el señor Puigdemont presente su demanda", ha asegurado ante los periodistas.

La 'número dos' del Ejecutivo ha insistido en que "el reglamento de las Cortes y nuestra propia Constitución establece mecanismos para que esa propuesta que afecta a la estructura del Estado sea conocida y debatida por las Cortes". Santamaría ha reconocido que, "si consigue que el referéndum de autodeterminación sea un mecanismo constitucional en nuestro derecho podría plantearlo. Lo que nuestro sistema no admite es que el Gobierno pueda negociar algo que no le corresponde porque le corresponde al conjunto del pueblo español".
El Gobierno cree que Puigdemont aceptará el órdago lanzado desde el Ejecutivo central porque "ese debate es difícilmente rechazable". A su juicio, "las reglas del juego" incluyen que sean todos los españoles los que decidan el futuro de Cataluña. 
Santamaría ha reconocido que su Gobierno está en contacto "constante" con otras fuerzas constitucionalistas, como el PSOE y Ciudadanos. "Hemos venido trabajando a lo largo de todo este tiempo". La vicepresidenta ha añadido que el Gobierno ha "procurado tenerles informados" de "cualquier actuación".
Desde enero, cuando Puigdemont y Mariano Rajoy mantuvieron una reunión, los dos mandatarios no han vuelto a verse en privado. Santamaría animó al jefe del Ejecutivo catalán a aceptar su invitación porque "con un debate público en el Parlamento ganaríamos también en eso: en que todo el mundo sepa dónde está todo el mundo".