Tribunales

Villar Mir pide declarar sobre el caso Son Espases

El juez Castro ha citado el constructor para el 9 de enero y acepta que declare por videoconferencia.

Juan Miguel Villar Mir

Juan Miguel Villar Mir

  1. Tribunales
  2. Grupo Villar Mir
  3. Juan Miguel Villar Mir
  4. José Castro
  5. Caso Son Espases

El empresario Juan Miguel Villar Mir declarará el próximo 9 de enero ante el juez José Castro, instructor del caso Son Espases, un proceso penal en el que trata de aclararse si se pagaron comisiones a cambio de la adjudicación del hospital público de Palma, la mayor obra pública de las islas, con un presupuesto inicial de 780 millones.

Villar Mir ha pedido al instructor declarar de forma voluntaria y Castro ha aceptado que sea por videoconferencia. Será la segunda vez que el presidente del Grupo Villar Mir comparezca como investigado. En la primera ocasión, en septiembre de 2015, el ex presidente de OHL negó que amañara con el expresidente balear Jaume Matas el concurso para la construcción de Son Espases y dijo que si hubo alguna irregularidad en el concurso fue en contra de su empresa, que no resultó adjudicataria del contrato. El hospital fue finalmente construido por una unión temporal de empresas de la que formaron parte Dragados, FCC, Llabrés Feliu y Melchor Mascaró.

La petición de ir a declarar de nuevo se produce poco después de que el pasado 2 de noviembre la Audiencia Provincial de Palma rechazara archivar la causa para el empresario, que alegó que más de un año después de la admisión a trámite de la querella de la Fiscalía Anticorrupción que dio origen al procedimiento sigue sin conocer qué conducta delictiva concreta se le atribuye haber realizado personalmente, lo que le impide defenderse.

"Todo lo más", indicaba la defensa de Villar Mir, "la querella se apoya en la conjetura de que el recurrente ha podido participar en el amaño de un concurso, pero sin explicar cómo y de qué manera ello pudo haber ocurrido".

La Audiencia le contestó que "si el recurrente sigue insatisfecho respecto a determinados aspectos de la interina acusación que contra él se formuló en su momento, basta y es suficiente con que solicite - lo que puede hacer cuantas veces quiera hasta que tenga lugar la apertura de juicio - una nueva declaración de su representado a fin de que éste le pida al juzgador las aclaraciones que estime oportunas al respecto de la imputación que se sigue contra él".

Aunque las pesquisas de Castro se centran en OHL, en la causa han aparecido menciones que apuntan a otras empresas, en concreto a las que resultaron beneficiadas por el contrato de Son Espases.

El testigo Javier Rodrigo de Santos, ex concejal del Ayuntamiento de Palma, ex director territorial del Insalud en las islas y director de la campaña electoral de Jaume Matas en 2003, declaró primero en la Fiscalía y luego en el Juzgado que le dijeron "que se habían pedido comisiones tanto a OHL como a Dragados como al resto de licitadores".

Rodrigo de Santos, sobre el que pesan condenas por malversación y abusos sexuales, aseguró que la Fiscalía le había llamado "discretamente" para que "colaborara con ellos en varios asuntos, entre ellos Son Espases".

Según el ex político, en la contratación de obras en Baleares "estaba bien visto que hubiera una UTE de una empresa nacional con una empresa local, de manera que la financiación nacional [del PP] se exigía a la empresa nacional y la financiación local a la empresa de aquí". OHL no acudió al concurso de Son Espases en UTE, lo que sí hicieron Dragados, FCC, Llabrés Feliu y Melchor Mascaró. Las dos primeras son nacionales y las dos últimas, de Baleares.

Nuevas diligencias

Aunque Castro lleva meses sin realizar diligencia alguna en el caso Son Espases, la petición de declarar realizada por Villar Mir ha reactivado el proceso. El instructor ha citado también para el 9 de enero al que fuera director de la construcción del hoispital, al viceinterventor de la comunidad balear en 2006, que era miembro de la mesa de contratación del concurso, así como a los tres autores de un informe sobre el procedimiento de adjudicación que hizo el Colegio de Ingenieros de Caminos de Baleares.

El instructor ha pedido además a un abogado que aporte el contrato suscrito entre una unión temporal de empresas de la que formaba parte su despacho y la Consejería de Salud en 2006. Dicha UTE intervino en la construcción y explotación de Son Espases y respondió a varias consultas que le formuló en su día la mesa de contratación de la obra.