OPERACIÓN PRINCESITA

Detenida una pareja de hombres y la mujer que les iba a vender su bebé de 3 días

La joven se sometió a una inseminación para posteriormente ceder el bebé a una pareja de Almería a cambio de 10.000 euros. La niña ha quedado bajo la protección de la Junta de Andalucía.

La recién nacida se encuentra bien de salud

La recién nacida se encuentra bien de salud Guardia Civil

  1. Menores
  2. Vientre de alquiler
  3. Almería (Provincia)
  4. Guardia Civil
  5. Detenciones

La Guardia Civil de Cádiz, en el marco de la operación Princesita, ha detenido a tres personas, como presuntos autores de un delito contra las relaciones familiares. Los detenidos son una mujer de 28 años, vecina de Villamartín (Cádiz), quien habría vendido a una pareja gay de Llanos de Vícar (Almería) a su hija recién nacida. Los tres fueron puestos en libertad con cargos.

Los compradores habrían pagado 10.000 euros a la madre por el bebé después de que ésta se sometiera a una inseminación artificial conyugal en una clínica de Málaga. Usaron la modalidad del vientre de alquiler.

La operación se inició cuando la Guardia Civil conoció, a través de los servicios sociales del Ayuntamiento de Villamartín, que en una visita reciente que habían mantenido en casa de la mujer contó que su bebé había nacido muerto y que ella había donado el cuerpo a la ciencia.

Sin embargo, la Benemérita sospechaba que no era así y continuó con las pesquisas para constatar que se había producido el nacimiento. Así, la Guardia Civil solicitó los informes pertinentes al hospital en el que dio a luz la joven.

Allí se les trasladó que la mujer había ingresado para alumbrar a una niña viva y en condiciones de salud normales. Sin embargo, no la inscribió en el Registro Civil de la localidad gaditana. Posteriormente, los investigadores pudieron constatar que la madre y la niña fueron dadas de alta a los dos días del ingreso en buen estado de salud.

Tras el nacimiento de la niña, la pareja compradora del bebé se desplazó desde la localidad almeriense en que residen hasta Villamartín para llevarse a la niña. A través de conversaciones de WhatsApp acordaron con la madre que en unos días se verían en Almería para inscribir a la niña en el Registro Civil y firmar un documento notarial por el que la madre natural cedía la tutela de la recién nacida a uno de los miembros de la pareja.

Los agentes interrogaron a la madre para tomarle declaración y obtuvieron "evidencias" de que se había puesto de acuerdo con la pareja almeriense en lo que tenían que declarar, como la manera de conocerse, el inicio de la relación o la negación de cualquier contraprestación económica por la cesión de la niña.

Tras citar también a declarar a la pareja de Almería y oír a ambas partes, quedaron demostradas, dice la Guardia Civil, las numerosas contradicciones en las que incurrieron ambas.La joven, en una precaria situación económica, se inseminó hasta en dos ocasiones para quedarse embarazada.

El juez del Juzgado de Instrucción N.3 de Arcos de la Frontera (Cádiz) ha suspendido la patria potestad de la niña a su madre. Además, tomará declaración el miércoles por videoconferencia a J.J.G.S. uno de los detenidos en Almería, al que también ha pedido una prueba de paternidad.

A los tres detenidos se les imputan los delitos contra las relaciones familiares y por alteración de la paternidad, estado o condición del menor y alteración documental.

La menor ha sido puesta bajo la protección de los Servicios Sociales de la Junta de Andalucía y se encuentra en un centro de menores. Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de los Arcos de la Frontera (Cádiz).