SANIDAD

Spiriman golpea de nuevo: multitudinaria protesta contra la fusión hospitalaria en Granada

El médico de día del Hospital de Virgen de las Nieves lidera una nueva manifestación en defensa de una "sanidad digna" con 45.000 personas en la calle.

Imagen de la protesta en las calles granadinas.

Imagen de la protesta en las calles granadinas.

  1. Andalucía
  2. Junta de Andalucía
  3. Sanidad
  4. Granada (Ciudad)
  5. Málaga (Ciudad)
  6. Protestas sociales
  7. Hospitales

Spiriman vuelve a las calles granadinas. Y tras él, miles de personas que secundan las protestas en contra de las fusiones hospitalarias que planea la Junta de Andalucía en las áreas sanitarias de la comunidad. Jesús Candel (Granada, 1976), médico de día del Hospital de la Virgen de las Nieves de la ciudad nazarí, se ha convertido en el adalid de la defensa de la sanidad pública andaluza, y este domingo lo ha vuelto a conseguir.

Miles de personas se han manifestado en las calles de Granada, Málaga y Huelva, convocadas también por diversas plataformas sanitarias, en protesta por las fusiones hospitalarias planeadas por la Junta de Andalucía y para reivindicar una "sanidad digna" en cada una de estas ciudades.

Spiriman denuncia una serie de irregularidades en los hospitales granadinos, así como la decisión de dividir el Virgen de las Nieves en dos centros, origen de las quejas de los usuarios trasladadas ahora a estas multitudinarias manifestaciones.

En la marcha de este domingo en Granada, tercera en 40 días, varias decenas de miles de personas se han vuelto a unir contra la fusión hospitalaria materializada tras la apertura del hospital del PTS, y han exigido en una marcha por el centro de esta capital dos hospitales completos y la paralización del traslado del Materno.

La marcha, en la que han participado alrededor de 45.000 personas según la Policía Local y la Policía Nacional, que no ha podido precisar más la asistencia, ha partido desde el antiguo hospital Clínico de Granada alrededor de las doce del mediodía para recorrer el centro de la ciudad hasta la Fuente de las Batallas. 

La presencia de Spiriman en las redes sociales y sus arengas en defensa de la sanidad pública, han propulsado el éxito mediático de este doctor, que a punto estuvo de dejar la medicina hace dos meses tras una guardia caótica. Harto, aquel día grabó un vídeo y lo denunció en las redes sociales, lo que supone supuso el origen de las reivindicaciones a las que llegamos hoy.

Menor presencia en Málaga y Huelva

En Málaga unas 3.000 personas, según la Subdelegación del Gobierno, y 12.000 según los convocantes, han participado en una marcha para exigir una sanidad pública digna y mejoras en materia de infraestructuras, dotación de personal y más agilidad en las intervenciones quirúrgicas.

Los asistentes han portado pancartas en defensa de una sanidad pública digna, gratuita, universal y de calidad, en contra de las privatizaciones, las fusiones y los recortes y en demanda de la construcción del tercer hospital en la capital malagueña.

En Huelva, más de 13.000 personas según datos de la Subdelegación del Gobierno, se han manifestado para reclamar "una sanidad pública digna" en respuesta a la convocatoria del movimiento ciudadano "Huelva por una sanidad".

Sin consignas políticas ni sindicales, con globos blancos como símbolos visibles, además de numerosas pancartas reivindicativas, los participantes han iniciado a las 12.33 horas desde la Avenida de Andalucía un recorrido por distintas calles del centro de la capital coreando lemas como "Por la dignidad de nuestra sanidad", "Susana se siente Huelva está presente", "Dos hospitales y un maternal", "No a la fusión" o "No más recortes en la sanidad".

La Junta rechaza el "mensaje catastrofista"

Por su parte la Consejería de Salud, antes estas manifestaciones ha emitido un comunicado en el que acusa a PP y Podemos de "desprestigiar la sanidad pública y favorecer el negocio de la sanidad privada" con su mensaje "catastrofista" sobre la sanidad pública.

"El Gobierno andaluz muestra su absoluto respeto a las reivindicaciones ciudadanas y profesionales, pero rechaza con rotundidad el mensaje catastrofista", señala el comunicado, en el que la Consejería asegura que "seguirá escuchando a la población, así como a sus profesionales, cuando el objetivo sea una mejora del sistema sanitario público y una mayor participación".