Financiación ilegal

Varios detenidos en una operación contra la Unión de Pequeños Agricultores

Las detenciones se han llevado a cabo en Mérida, Coria, Talayuela, Plasencia y Badajoz tras la investigación de la Guardia Civil por financiación ilegal.

La Guardia Civil en la Cámara Agraria de Badajoz.

La Guardia Civil en la Cámara Agraria de Badajoz.

  1. Agricultura
  2. Financiación ilegal
  3. Guardia Civil
  4. Detenciones

La Guardia Civil ha iniciado a primera hora de este miércoles una amplia operación en las oficinas de la organización agraria UPA-UCE en Extremadura. El dispositivo se ha llevado a cabo en hasta cinco sedes del sindicato: Mérida, Badajoz, Plasencia, Coria y Talayuela, y se ha saldado con siete detenidos y varios investigados.

Las detenciones y registros tendrían relación con un supuesto caso de financiación ilegal. El juez encargado de llevar el caso ha decretado el secreto de sumario aunque, según adelanta el diario regional Hoy, las investigaciones están relacionadas con subvenciones europeas destinadas a actividades de formación.

Efectivos del Grupo de Reserva y Seguridad han custodiado las sedes de UPA-UCE en la región y acordonado su sede central, en Mérida, donde han sido detenidos el histórico dirigente, secretario de Acción Sindical y Agricultura, José Cruz, y Miguel Leal, secretario de organización.

La Delegación de Gobierno ha confirmado además las detenciones en Talayuela, Plasencia, Badajoz y Coria, donde ha sido detenida la vicesecretaria general María Antonia Alcalá. No obstante, no se descartan que aumenten en las próximas horas.

A su llegada a media mañana a la sede de Mérida, el secretario general de UPA-UCE en Extremadura, Ignacio Huertas, ha declarado a los medios que desconoce los hechos por lo que se les investiga y ha mostrado su preocupación por la mala imagen que está dando la organización. Muestra de ello es que se ha prohibido a los trabajadores salir de la sede mientras se han llevado a cabo los registros.

Sorpresa y desconocimiento por la investigación

La organización agraria ha emitido un comunicado en el que pide "prudencia” y muestra su "total confianza" con las personas que están siendo investigadas.

En el mismo, UPA muestra su "estupor y sorpresa" por la investigación de la Guardia Civil en Extremadura pero afirma que no dispone de información para "confirmar ni desmentir los datos” sobre las detenciones y los registros, pero confía en el "buen hacer de los compañeros y compañeras" y en que "pronto se aclarará todo".

El secretario general de la organización UPA, Lorenzo Ramos, ha manifestado su sorpresa por la investigación. "Lo único que sabemos es que hay detenidos y que está la Guardia Civil en las sedes", ha afirmado a EFE. Ramos ha destacado que su organización "colaborará con la Justicia" y que "lo único que quiere es saber y que se le cuente lo que hay".

Por su parte, la Consejería de Agricultura de la Junta de Extremadura ha asegurado que no tiene "constancia oficial" de los registros y detenciones que se están llevando a cabo en varias sedes de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA-UCE) de Extremadura ni de los motivos de las mismas.

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA), dirigida por el extremeño Lorenzo Ramos, está integrada en la estructura de trabajadores de la Unión General de Trabajadores (UGT) y representa a más 80.000 afiliados en toda España y a unos 10.000 en Extremadura.