Diana Quer

Varios testigos identifican a cuatro hombres junto a Diana Quer justo antes de desaparecer

Según los testimonios, la joven se bajó de un coche en el puerto Taragoña y subió a otro con un individuo "de mala pinta".

Diana Quer desapareció en la madrugada del 22 de agosto.

Diana Quer desapareció en la madrugada del 22 de agosto.

  1. Diana Quer
  2. Personas desaparecidas
  3. Guardia Civil
  4. Taragoña

Si hay un punto clave para resolver la desaparición de Diana Quer, este es Taragoña. La señal del teléfono móvil de la joven la ubican en este escenario, distante a unos veinte minutos en coche de A Pobra do Caramiñal, donde veraneaba con su madre y su hermana. A las pistas obtenidas gracias a los equipos tecnológicos, la Guardia Civil suma ahora los testimonios de varias personas de Taragoña, que coinciden en la presencia de cuatro hombres y de Diana Quer en el puerto de esta localidad.

Según estos testimonios -recogidos por La Voz de Galicia-, la joven madrileña llegó a este puerto alrededor de las tres de la madrugada. Lo hizo a bordo de un vehículo en el que, además del conductor, había otros dos individuos. En el escenario le esperaba un cuarto hombre, al que los testigos definen como alguien "de mala pinta". Éste último llevaba una hora sin bajarse de su coche.

De acuerdo a las declaraciones testigos, Diana Quer se bajó del primer coche y por su propia voluntad subió en el segundo. Nada parece indicar que lo hiciera obligada o forzada.

Hasta ahora, la principal clave que sustentaba la investigación de la Guardia Civil eran las antenas de telefonía móvil ubicadas entre A Pobra do Caramiñal y Taragoña. Con ellas, los agentes pudieron determinar que el smartphone de Diana Quer realizó el recorrido entre ambos lugares a bordo de un coche.

Recorrido hecho por Diana Quer la noche de su desaparición.

Recorrido hecho por Diana Quer la noche de su desaparición.

Además, en Taragoña se captaron al menos dos señales desde el smartphone: una a las tres de la madrugada y otra a las cuatro. Por eso los agentes del Instituto Armado rastrean en un radio de siete kilómetros junto a la antena de repetición de Taragoña. Las pesquisas se centran en las numerosas viviendas en desuso de este lugar, que son abiertas por sus propietarios en épocas vacacionales.

Las pesquisas venían centrándose en la señal del teléfono móvil de Diana Quer, pero no había ningún indicio que ubicase a la joven madrileña en Taragoña, lugar donde sí estuvo su smartphone. Ahora, los testigos oculares sí la localizan en este escenario, concretamente en el muelle.