Caso Gürtel

Correa declara que el PP se llevaba el 3% de las obras que él conseguía

"Le daba a Bárcenas la petición del empresario, él lo gestionaba con el correspondiente Ministerio y después le llevaba a Génova el 3%", declara el capo de la Gürtel. 

Ilustración: Tomás Serrano

Ilustración: Tomás Serrano

  1. Caso Gürtel
  2. Francisco Correa
  3. PP Partido Popular
  4. Comisiones ilegales

El líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, acaba de dar el dato exacto de cómo se financió el Partido Popular durante años. “A mí los empresarios me daban la licitación que querían, yo se la entregaba a Bárcenas y él hacía las gestiones con el oportuno Ministerio. Si se conseguía la obra, yo le llevaba el 2 o 3% de la obra a Génova”, ha confesado.

Así, Correa ha relatado que no sabe calcular cuánto dinero entregó al PP a cambio de favorecer a empresarios en obra pública, desde obras de AVE, carreteras, autopistas, medio ambiente. "No sé la cantidad de dinero exacta que he llevado al PP correspondiente a haber gestionado obras. No lo tengo contabilizado", ha señalado.

Correa lo ha explicado a raíz de una grabación en la que él reconoce que entregó a Bárcenas 1.000 millones de pesetas a su casa o a su despacho de la sede del PP en Génova.

El principal acusado ha señalado que durante los años que trabajó para el PP hizo de lobista. Conocía a empresarios y Luis Bárcenas, entonces gerente del PP, era quien tenía los contactos con los políticos. Correa hacía llegar al tesorero las propuestas de ciertos empresarios y éste se encargaba de hacer las gestiones oportunas para que se las adjudicaran.

“No puedo precisar si son 500, 1.000 o 2.000 millones de pesetas lo que entregué al PP, lo que no niego es la práctica”, ha subrayado. Si los empresarios conseguían la obra deseada, entregaban la comisión pactada a Correa y éste daba la parte proporcional al PP a través de Bárcenas. “A veces se lo llevaba a casa y a veces a Génova”, ha añadido.

La fiscal le ha preguntado sobre la posible vinculación del exsecretario general del partido y exministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos. En una de las grabaciones realizadas por el exconcejal de Majadahonda José Luis Peñas, Correa asegura que sabe donde Paco Cascos guarda el dinero. “Me imagino que lo diría con copa de vino. No sé donde tiene Cascos el dinero”, ha aclarado.

125 años de prisión

El cabecilla de la trama Gürtel ha reconocido todos los hechos de los que le acusa la Fiscalía Anticorrupción y por lo que le solicitan 125 años de prisión, aunque ha anunciado que a lo largo de su interrogatorio va a matizar algunos extremos que considera que no son ciertos. "¿Alguno de los cargos públicos señalados en nuestro escrito no recibieron dádivas?", le ha preguntado al arrancar el interrogatorio la fiscal Concepción Sabadell.

"Sólo una de las personas señaladas no cobró comisiones, Ricardo Galeote, exconcejal del Ayuntamiento de Estepona", ha espetado Correa. La fiscal le había mencionado previamente nombres de cargos públicos que habrían cobrado comisiones ilegales a cambio de obtener contratos. El extesorero del PP; Luis Bárcenas, los exconsejeros de Madrid, Alberto López Viejo y Carlos Clemente, de la época de Esperanza Aguirre; los alcaldes de Pozuelo de Alarcón y Majadahonda, Jesús Sepúlveda y Guillermo Ortega, respectivamente.

Correa ha decidido tirar de la manta y ha reconocido que todos ellos cobraron comisiones ilegales. Sin embargo, ha querido aclarar que su organización no tenía como objeto delinquir aunque reconoce que en algún momento cometió irregularidades.

Los payasos a los hijos de Mato

Correa ha narrado cómo entró en el Partido Popular gracias a su entonces gerente, Luis Bárcenas. Un amigo en común les presentó. En un principio, Bárcenas -también acusado- no les hacía caso hasta que un día el exgerente le llamó para preparar un mitin. Le puso en contacto con el entonces secretario general del partido, Francisco Cascos, y le aceptó el presupuesto.

A partir de entonces comenzaron a trabajar muy unidos. Correa ha explicado que sus presupuestos eran muy inferiores que los de otras empresas con las que trabajaban. Así que el grupo empresarial de Correa acabó trabajando casi en exclusiva para el PP.

El empresario ha querido aclarar que su objetivo no era delinquir pero al final acabó dando regalos -porque era una práctica habitual-, como por ejemplo al que fuera secretario electoral del PP y después alcalde de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda.

"Mi contacto directo era Sepúlveda y Bárcenas. Empezamos una relación muy estrecha. Viajábamos mucho para montar diversas campañas electorales. Trabajábamos 25 horas diarias para el PP", indica.

Así, ha reconocido las dádivas a Sepúlveda, marido entonces de Ana Mato. "Con Sepúlveda tuve atenciones: el coche, realizaba viajes él y su familia con nuestra agencia de viajes. Luego le regalamos otro coche. Sí le hicimos algunas atenciones, pero que nos parecía lo más normal del mundo. No nos costaba dinero mandar un payaso al cumpleaños de sus hijos, unos globos o un castillo. No era un cohecho, era un regalo", ha espetado.

Las comisiones a Bárcenas

Correa, que ha insistido en varias ocasiones que va a decir la verdad, ha reconocido que lo confesado por el empresario Alfonso García-Pozuelo de que le había pagado comisiones a cambio de intermediar en adjudicacones públicas, dinero que acabó en parte en manos de Bárcenas.

"Me llamaba Alfonso y me decía qué adjudicación le interesaba. Yo gestionaba por mi relación con Bárcenas y el PP, gestionaba a favor de García Pozuelo y si teníamos éxito él daba una comisión, yo me quedaba con una parte y la otra parte se la quedaba Bárcenas". Pero "ojo al dato", ha dicho Correa, "esto se hacía con otros empresarios".

"El PP era mi casa"

La cantidad de obra que tenía con el PP era tan fuerte que Correa ha reconocido que "pasaba más tiempo en Génova [calle de la sede del PP] que en mi propio despacho. La sede del PP era mi casa", ha añadido.

Así, ha narrado cómo su relación con el partido acabó en 2004 cuando se fue de la presidencia José María Aznar. Con la llegada de Mariano Rajoy, se rompieron las relaciones. El segundo de Correa, Pablo Crespo, quien había sido secretario de Organización del PP en Galicia no tenía buena relación con Rajoy, y se rompieron las relaciones. "No había química pero empezamos a mantener relación en Valencia con Paco Camps [Francisco Camps, presidente entonces de Valencia]", ha indicado.

Reconoce el millón de euros a López Viejo

Correa está dispuesto a no dejar títere con cabeza. A preguntas de la fiscal, ha reconocido que intermedió a favor del empresario Rafael Naranjo, dueño de la empresa Sufi, para obtener un contrato de basuras en el barrio madrileño de Moratalaz, cuando Alberto López Viejo era concejal de Medio Ambiente.

Naranjo ingresó en Suiza por la adjudicación un millón de euros. "Esa cantidad la ingresó en mi cuenta y yo luego la fui distribuyendo a Alberto López Viejo. Le fui pagando poco a poco esa cantidad. Cada uno de los actos de la Comunidad de Madrid que preparaba incorporaba dinero para entregárselo a López Viejo del dinero que tenía en Suiza", ha señalado.

López Viejo se enfrenta a 46 años de prisión por fraude a la Administración, cohecho, tráfico de influencias y malversación de caudales públicos, entre otros delitos.Del entonces tesorero del PP, Luis Bárcenas, ha dicho que el dijo que intentaran "hacer gestiones para cuando salieran concursos públicos de la Administración" para favorecer a algunos "empresarios que luego iban a colaborar con el partido". "Y la comisión se la quedaban a medias: "Yo me quedaba una parte y Bárcenas, otra".