Tras la quiebra de la cadena BHS

España investiga al millonario británico Dominic Chappel

Un juzgado de Cádiz le cita como investigado tras la denuncia de una empresa de combustible.

El empresario británico Dominic Chappel, en su declaración en el parlamento británico.

El empresario británico Dominic Chappel, en su declaración en el parlamento británico.

  1. Apropiación indebida
  2. Corrupción
  3. Tribunales

El millonario Dominic Chappel será investigado en España por enviar fondos de una empresa petrolífera a sus cuentas personales. El polémico industrial, señalado en Reino Unido por la quiebra de la cadena British Home Store -que tras cerrar este verano ha dejado sin trabajo a 11.000 personas y generado pérdidas a otros 20.000 pensionistas- será investigado por el Juzgado de Instrucción número 2 de Cádiz, que el pasado 19 de septiembre admitió a trámite una querella presentada por la sociedad Olivia Petroleum. 

Tal y como adelantó EL ESPAÑOL, los actuales administradores de la sociedad detectaron ya en 2011 que Chappel desvió 462.162 euros desde las cuentas de la empresa (una gasolinera para buques mercantes abierta en el puerto de Cádiz) a sus depósitos bancarios personales. Parte del dinero, fue desviado a sufragar gastos personales como el alquiler de yates de lujo, tal y como demuestra la documentación contable a la que ha accedido este diario. 

En su auto del pasado 19 de septiembre, el juez Miguel Angel López Marchena presume "la posible existencia de una infracción penal" en los hechos denunciados por la mercantil, que estuvo participada al 40% por Chappel desde una de sus empresas en Chipre. Por ello, el juez cita como investigado al empresario británico y a su mujer, que declararán el próximo 2 de noviembre por videoconferencia desde Marbella.

Resguardo del alquiler de un yate pagado con la cuenta de la empresa.

Resguardo del alquiler de un yate pagado con la cuenta de la empresa.

Una quiebra millonaria

Chappel se hizo tristemente famoso en su país esta primavera al ser el responsable y liquidador de la empresa de grandes almacenes British Home Store (BHS), que con su cierre tras 90 años de historia dejó a 11.000 personas sin trabajo y mermó el fondo de pensiones de otros 20.000 clientes que tenían parte de sus activos invertidos en la firma. Mientras la firma cerraba tanto sus tiendas físicas como su división online, Chappel, que tuvo que declarar ante la comisión parlamentaria que investiga la quiebra de la empresa, fue señalado por facturar junto a su equipo 17 millones de libras en solo 13 meses. Según la declaración del administrador judicial, Chappel quiso incluso pagar con fondos de BHS las vacaciones de su famlia en Bahamas. 

En España, tal y como adelantó este diario, la aventura empresarial de Chappel comenzó hace seis años con su presencia en la firma Olivia Petroleum, la misma que ahora le ha denunciado en los juzgados. Hasta noviembre de 2011, el empresario tuvo firma en las cuentas de la sociedad y tres tarjetas de crédito expedidas a su nombre, pero cargadas contra las cuentas de la empresa. Los informes de economía forense encargados por la sociedad revelan que Chappel desvió presuntamente casi medio millón de euros a sus cuentas por distintos conceptos en solo 16 meses.

Para justificar estos movimientos, el empresario alegó ante sus socios que los fondos fueron desviados en su mayor parte para hacer frente en efectivo a distintos pagos adeudados por la compañía. Algo que los informes encargados por los responsables actuales de la sociedad descartan. Ahora, será la Justicia quien determine si el dinero terminó de forma legal en las cuentas de Chappel y su esposa o si, por el contrario, los fondos fueron detraídos de forma ilegal.