'GUERRA CIVIL' EN EL PSOE

PP y C´s piden desbloquear la situación ya, mientras Podemos califica de "fraude" las dimisiones

Desde el partido naranja afirman que “ninguna silla está por encima del país” e Iglesias arropa a Sánchez.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en la sede del partido

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en la sede del partido EFE

La crisis interna sin precedentes vivida este miércoles en el PSOE traspasó la puertas de la sede de Ferraz y todos los partidos sin excepción hicieron valoraciones sobre la situación interna de Ferraz. Desde Ciudadanos, su presidente, Albert Rivera, abanderó la postura naranja y afirmó que, pese a no “alegrarse” de la situación y la falta de liderazgo, “peor” sería que toda España continuara en crisis “por el bloque institucional”. “No me alegra ver a un partido constitucionalista en crisis, peor sería que toda España continuará en crisis por el bloque institucional”, aseguró Rivera a través de su cuenta de Twitter después de que 17 miembros de la dirección del PSOE presentaran su dimisión, pero no antes de que Sánchez anunciase -a través de César Luena- que se enrocaba en el cargo.
“Ninguna silla está por encima del país”. Así se expresaron también fuentes de la dirección del partido naranja a Efe, que añadieron que en Ciudadanos “no se comenta la crisis interna de otros partidos”, pero en todo caso, insistieron, esperan que el PSOE “solucione sus problemas y se pueda desbloquear España”. En la misma línea se mantuvo la portavoz de C’s en el Parlamento de Cataluña, Inés Arrimadas, que criticó abiertamente que el secretario general mantenga el bloqueo por un “interés personal” como es el de “no perder la silla” de su partido. Además, advirtió: “Es absolutamente inviable” formar un gobierno alternativo. Por su parte, Ignacio Aguado, su homólogo en Madrid, calificó la idea de una alternativa de gobierno PSOE-Podemos como algo de “ciencia ficción”.
En el Partido Popular han dado la consigna de que ningún alto cargo haga más leña del árbol caído en el PSOE, ya que con la caída de Sánchez puede llegar la ansiada gobernabilidad. El único que hizo algún comentario sobre la situación socialista fue Pablo Casado, que subrayó que en su partido desean “todo lo mejor” para el PSOE porque lo consideran “fundamental” que haya un partido de “izquierda moderada”.
Este, en su opinión, debe ser “fuerte” porque es “tan imprescindible” que necesitan su abstención para poder gobernar. Eso sí, urgió a ambos lados del PSOE a resolver su crisis interna cuanto antes para que “haya una oposición que permita que empiece a andar la legislatura”. “Creo que no hay tiempo que perder y hay que saber cuanto antes y en boca del secretario general del PSOE si finalmente nos vemos abocados a unas terceras elecciones o si se puede desbloquear este año de parálisis institucional y de gobierno”, sentenció Casado.
Nadie de la dirección nacional en Génova quiso hacer ninguna valoración a la guerra cruzada entre el secretario de Organización socialista, César Luena, y Antonio Pradas, el portavoz de los 17 críticos que dimitieron para forzar la salida de su secretario general. 

PODEMOS, EN TROMBA, A FAVOR DE SÁNCHEZ

La dirección nacional de Podemos salió en tromba a defender a Pedro Sánchez. En boca de Pablo Iglesias, "pretender hacer caer a un secretario general, elegido por las bases, con dimisiones es un fraude". Tampoco se quedó callada su número dos, Íñigo Errejón, que se alineó -ahora sí- con su secretario general y afirmó: "El PSOE es el principal arquitecto del régimen del 78 y la crisis de uno es la crisis del otro". El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, también se manifestó a través de las redes sociales y aseguró que "los que quieren tumbar a Sánchez son los mismos que quieren investir a Rajoy. Aunque solo sea por eso, espero que fracase". 
La jefa de gabinete de Pablo Iglesias, Irene Montero, también quiso remarcar a través de una declaración pública en el Congreso que esta guerra civil tendrá una consecuencia: hacer presidente del gobierno a Mariano Rajoy. "Parece que se consuma un golpe de régimen y quieren acercarnos a un nuevo Gobierno del PP y sus políticas de austeridad". El coordinador de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha preferido expresar sus sentimientos en un texto publicado en Facebook. "El fraude democrático que está teniendo lugar en este momento en el PSOE es, sin duda, expresión de la crisis de régimen que vivimos".