OPERACIÓN POLICIAL

Siete detenidos, entre ellos cuatro guardias civiles, por robar a narcotraficantes en Málaga

Se les incautaron armas de fuego, chalecos y uniformes de la Guardia Civil, 69 kilos de bellotas de hachís y una cantidad no determinada de anabolizantes.

  1. Detenciones
  2. Guardia Civil
  3. Tráfico de drogas
  4. Málaga (Ciudad)
  5. La Rioja
  6. Logroño
  7. Narcotráfico

Siete personas han sido detenidas, entre ellos cuatro guardias civiles, en una operación de la Jefatura Superior de la Policía de La Rioja, contando con la colaboración de sus homólogos de A Coruña, en la que se ha desarticulado una banda dedicada a asaltar y robar a narcotraficantes.

De los siete detenidos, dos son guardias civiles en activo y otros dos, agentes de la Benemérita en la reserva; otro, un vigilante de seguridad, y los dos restantes, empresarios con negocios afincados en Logroño e Ibiza.

Como han explicado este jueves el delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, y el jefe superior de la Policía en la comunidad, Pedro Mélida, las detenciones se llevaron a cabo el pasado sábado en la provincia de Málaga, donde se perpetró el robo a una organización de narcos de origen magrebí.

Los detenidos fueron trasladados a Logroño, donde comparecieron antes de ayer ante el Juzgado de Guardia, que decretó su ingreso en la prisión de la capital riojana. A los detenidos se les incautaron armas de fuego, chalecos antibalas y uniformes de la Guardia Civil, además de 69 kilos de bellotas de hachís y una cantidad no determinada de anabolizantes, junto con 4 turismos y una motocicleta, entre otros efectos.

Por ello, se les imputan delitos como robo con violencia, pertenencia a organización criminal, tenencia ilícita de armas, detención ilegal, lesiones o usurpación de funciones públicas, por las que podrían ser condenados a una media de 20 años de prisión.

La investigación aún continúa abierta y se encuentra bajo secreto de sumario. De momento, como ha afirmado Bretón, se puede decir que, de los dos guardias civiles en servicio, uno prestaba servicio en La Rioja, y otro en León; los agentes en la reserva tenían fijada su residencia en Viana (Navarra) y A Coruña.

A ellos se suman los empresarios, uno de ellos, con un gimnasio en Logroño y el segundo, con residencia entre A Coruña e Ibiza, donde regentaba un establecimiento de hostelería. Cinco de las detenciones se realizaron en Málaga, tras el 'vuelco', es decir, el robo de la droga a los narcos, y, además, se han realizado cuatro registros, uno en A Coruña y tres en Logroño.

DETALLES DE LA OPERACIÓN

Por su parte, Mélida ha dado detalles de la investigación, que comenzó por parte de la UDYCO de la Jefatura de Policía de La Rioja, con la colaboración de la misma unidad de la Jefatura de A Coruña, al tener constancia de que dos personas habían contactado repetidas veces con un ciudadano marroquí "con la intención de hacer una importante compra de estupefacientes en la Costa del Sol".

Después de realizar las primeras pesquisas, los agentes confirmaron que varios miembros del grupo investigado se habían desplazado hasta la provincia de Málaga, concretamente a Marbella, con el objeto de realizar la transacción. Una vez allí, dos de los implicados simularon hacer la compra real al grupo de origen magrebí.

En el momento del intercambio aparecieron cinco personas, más armadas y ataviadas con chalecos, camisetas y documentación de la Guardia Civil. Estas personas se apropiaron de la mercancía, redujeron a los vendedores y, después de atarlos con bridas, los abandonaron en una zona descampada.

Con la mercancía en su poder, el grupo emprendió el viaje de regreso hacia La Rioja, desde donde pretendían distribuir el estupefaciente a varios traficantes. Los investigadores los localizaron en Casabermeja (Málaga), donde detuvieron a cinco de ellos. Poco después fueron arrestadas otras dos personas más, una en Guarromán (Jaén) y el último de los integrantes de la organización en Logroño.

Concretamente, entre los efectos intervenidos se encuentran 69 kilos en bellotas de hachís, diversos anabolizantes de uso prohibido, pistolas, una escopeta Remington, chalecos antibala y antitrauma, chalecos reflectantes con anagramas y leyenda "Guardia Civil", camisetas con leyenda "Guardia Civil", diversas placas identificativas de Guardia Civil, guantes, pasamontañas, varios equipos de transmisión, 13 teléfonos móviles, defensas extensibles, puñales, grilletes de lazo, cuatro turismos y una motocicleta.

Los siete detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Número Dos de Logroño en funciones de guardia quien ha decretado el ingreso en prisión de todos ellos en la prisión de la capital riojana. Como ha indicado Alberto Bretón, las investigaciones continúan abiertas con el objeto de determinar su participación en hechos similares.