CRISIS REFUGIADOS

CEAR denuncia la “vergonzosa” política de asilo en España

En 2015 se aceptaron un 20% menos de solicitudes de asilo que en la Unión Europea. “Resulta muy decepcionante comprobar cómo España reubicó a 18 refugiados de los 16.000 comprometidos”.

Refugiados caminan por una carretera del pueblo croata Ilok, fronterizo con Serbia.

Refugiados caminan por una carretera del pueblo croata Ilok, fronterizo con Serbia.

  1. Crisis refugiados
  2. Asilo politico
  3. CEAR

“Acogemos a cuentagotas durante meses, cerramos fronteras en un instante”. Así ha resumido la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) la voluntad política de la Unión Europea en materia de refugiados: “La diferencia entre la lentitud en el proceso de reubicación y la rapidez con la que se adoptó el acuerdo de la vergüenza con Turquía es la mejor muestra”.

Esas son las conclusiones para CEAR. Los datos ya son conocidos. El número de solicitantes de asilo en Europa se duplicó en 2015 respecto al año anterior, llegado a 1.321.6000, y sólo se resolvieron favorablemente poco más de 300.000 solicitudes. En España se recibieron 14.881 solicitudes de asilo, la cifra más alta jamás registrada. Sin embargo, sólo se resolvieron poco más de 3.200 solicitudes, de las cuales se aceptó un 31%, un porcentaje muy alejado de la media europea que se situó en torno al 50%.

“Resulta muy decepcionante y vergonzoso comprobar cómo España apenas pudo ofrecer el año pasado algún tipo de protección internacional a 1.020 personas y reubicar a 18 refugiados de los 16.000 comprometidos” ha afirmado Estrella Galán,  secretaria general de CEAR, durante la presentación este jueves del informe anual 2016 ‘Las personas refugiadas en España y Europa’.

En este documento se alerta de que a pesar del fuerte incremento del número de personas que buscaron el año pasado refugio en Europa, tanto la UE como España adoptaron medidas que “han puesto en grave peligro un derecho humano como el asilo”.

“Primero por su pasividad, y luego con su blindaje de fronteras, Europa y España han perdido una gran oportunidad para estar a la altura de su valores fundacionales y demostrar que se toma en serio los derecho humanos”, ha insistido Galán.

Desde CEAR consideran que las solicitudes de asilo en Europa fue muy desigual. Alemania recibió cerca de medio millón, mientras que España, ese al incremento, se mantuvo en torno al 1% del total. “Países como Hungría o Austria dieron a sus políticas de asilo un claro sello xenófobo y autoritario”.

Las peticiones al nuevo Gobierno

Desde CEAR solicitan al nuevo Parlamento y Gobierno que salga después del 26-J que con “carácter urgente” se pongan en marcha medicas como la retirada del apoyo de España al acuerdo entre la UE y Turquía, instando de forma inmediata a la suspensión de su aplicación, y la acogida de forma inmediata de las personas refugiadas que se encuentran en Grecia e Italia “en cumplimiento de los acuerdos de reubicación adoptados por el Consejo Europeo”.

Además, demandan la puesta en marcha de vías legales y seguras de acceso al procedimiento de asilo y la eliminación de obstáculos para ella acceso a este derecho.

Este último punto se refiere en concreto a la petición de poner fin a las devoluciones ilegales de personas migrantes y refugiadas en las fronteras de Ceuta y Melilla. También, suprimir la exigencia de visado de tránsito aeroportuario impuesto en 2011 a personas de nacionalidad Siria.