Sucesos y Acontecimientos

Roban la caca hinchable gigante del municipio madrileño de Torrelodones

El Ayuntamiento ha denunciado la sustracción del hinchable, parte de una campaña de concienciación ciudadana para recoger los excrementos de sus mascotas.

La 'caca hinchable' de Torrelodones en medio de la vía pública

La 'caca hinchable' de Torrelodones en medio de la vía pública Europa Press

  1. Sucesos y Acontecimientos
  2. Torrelodones
  3. Robos
  4. Mascotas

Mide tres metros, pesa 30 kg y cuesta 2.146 euros. Es la gran 'caca hinchable' con la que se estaba desarrollando una campaña en el municipio madrileño de Torrelodones para que los vecinos recojan los excrementos de sus perros, que lleva desaparecida desde el domingo pasado. Desde el Ayuntamiento, entre "estupefactos" y "perplejos" han denunciado este miércoles su robo en la Guardia Civil. En un primer momento, imaginaron que se trataba de una broma. Pero, a disgusto del Consistorio, la caca sigue sin aparecer. 

La sustracción se produjo durante la noche del domingo en la Plaza de la Constitución, frente al Ayuntamiento, mientras el personal que participa en la campaña estaba guardando el material en un almacén municipal. El concejal de Comunicación, Ángel Guirao, ha mostrado su descontento ante el extravío que, ha señalado, se produjo cuando la caca estaba desinflada y ya compactada en su paquete. 

Según el concejal, la empresa encargada de la campaña se hará cargo del coste de la reposición, que está prevista para la próxima semana. De manera irónica y quitando importancia al asunto, Guirao ha señalado que la campaña debe haber sido "un gran éxito" porque han conseguido que se conciencie todo el mundo "hasta el punto de limpiar las cacas de tres metros de altura". 

La campaña de la caca interactiva

La campaña, titulada 'Pon un huevo' pretendía establecer el hinchable en diferentes espacios emblemáticos como la Plaza de la Constitución, la Casa de la Cultura y algunos deportivos, así como miniaturas de la figura en cemento en los puntos donde suelen pasear los perros. El mensaje, "Este es uno de los mayores obstáculos para la convivencia. Si tienes perro ayúdanos", acompañaba a la decoración. 

Además, el Consistorio ha creado el hashtag #nomascacas, con el ánimo de fomentar la participación. A quienes se fotografían con las cacas gigantes, se les regala una camiseta y un folleto en el que, rodeado de otras cuestiones, se recogen las distintas formas que tiene nuestro idioma, el castellano, para designar a los excrementos.