MADRID

Carmena multa al Orgullo Gay por el acto en el que participaron Pablo Iglesias y ella misma

Los organizadores de la manifestación muestran su total "indignación" por la multa de 12.400 euros por exceso de decibelios.

La alcaldesa de Madrid durante su discurso en el Orgullo Gay

La alcaldesa de Madrid durante su discurso en el Orgullo Gay

  1. Madrid
  2. Día del Orgullo Gay

El Ayuntamiento de Madrid ha multado al escenario central del Orgullo 2015 con 12.400 euros por exceder los decibelios permitidos durante el final de fiesta de la manifestación del pasado año. Un escenario desde el que precisamente, la propia alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, pronunció un discurso en favor de los derechos de gays, lesbianas y transexuales y desde el que también el líder de Podemos, Pablo Iglesias, bailó la conga al son de Alaska.

El pasado 2 de junio el Ayuntamiento de Madrid notificó que el recurso presentado, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, no había sido admitido y que las entidades convocantes de la manifestación deben hacer frente a una multa de 12.400 euros por el exceso de decibelios producidos en el escenario de final de la Manifestación del Orgullo LGTB 2015, situado en la plaza de Colón, por incumplimiento de la Ordenanza de Ruido del Ayuntamiento de Madrid vigente desde el año 2011.

El colectivo LGTB+ de Madrid (COGAM) y la Federación Estatal de Lesbianas, gais, Bisexuales y Transexuales (FELGTB) han expresado su indignación ante esta "paradoja" y consideran que el Ayuntamiento de Madrid debe hacer todo lo que esté en su mano para que la Manifestación Estatal del Orgullo LGTB no corra peligro.

“El que se multe a un escenario de una manifestación es un hecho inaudito en España que atenta directamente contra derechos fundamentales como la libertad de expresión o el derecho a reunión”, ha asegurado Jesús Grande, presidente de COGAM.

Además, los responsables de la celebración de la manifestación y del citado escenario, han mantenido durante el último año reuniones con el Ayuntamiento para intentar evitar que esta situación se repita y para buscar soluciones. “Creemos que la ordenanza de protección acústica que tiene la ciudad supone una mordaza al derecho de manifestación y celebración de ciudadanas y ciudadanos. Lamentamos que el actual consistorio municipal todavía no haya podido hacer nada para evitar estos hechos”, ha explicado Jesús Generelo, presidente de FELGTB.

CAMBIO DE NORMATIVA

COGAM y FELGTB exigen la modificación de la normativa si se quiere garantizar la celebración de eventos como el Orgullo LGTB de Madrid, donde se aglutina un número tan elevado de personas. “Entendemos que las normas tienen que hacerse para adecuar una realidad social a la legal. No podemos silenciar un evento en el que participan cientos de miles de personas de todo el mundo y que tanta riqueza económica y social deja en Madrid, por tanto, el Ayuntamiento tiene que valorar el adaptar la normativa vigente en materia de sonido para grandes eventos”, ha añadido Jesús Grande.

No obstante, los organizadores dicen que no pierden la esperanza en que se ponga solución a "intolerable situación" antes de que se inicie el Orgullo 2016, programado a finales de mes y que tendrá su "día grande" el próximo 2 de julio.