LA LISTA POR MADRID

La magistrada Margarita Robles regresa a la política como número dos de Pedro Sánchez

Secretaria de Estado entre 1994 y 1996, impulsó la investigación del caso Lasa y Zabala pese a las reticencias del propio Gobierno. 

La magistrada Margarita Robles en una imagen de archivo

La magistrada Margarita Robles en una imagen de archivo EFE

  1. Margarita Robles
  2. Pedro Sánchez
  3. PSOE

La magistrada Margarita Robles vuelve a la política activa. La ex secretaria de Estado de Seguridad en la última etapa del Gobierno de Felipe González será la número dos del PSOE en la lista por Madrid que encabeza Pedro Sánchez. 

Titular de la sala tercera del Supremo desde 2004, Robles ha aceptado la oferta de Sánchez, que buscaba una mujer de peso y prestigio para que lo acompañara en la lista por Madrid tras la marcha a Barcelona de Meritxell Batet, que ocupó ese puesto en las últimas elecciones.

La noticia, adelantada por la Cadena Ser y confirmada por el PSOE a este periódico, pretende ser un revulsivo para una candidatura que en Madrid se quedó en la cuarta posición con un muy mal resultado. 

Robles es un fichaje inesperado. Hasta ahora, Sánchez se había rodeado en la lista de Madrid de su equipo de confianza a excepción de dos fichajes externos: el de Irene Lozano (proveniente de UPyD, que no repite) y la excomandante Zaida Cantera (que vuelve en el 6).

La buena imagen que tiene Robles en ciertos sectores socialistas podría revivir las posibilidades de Sánchez en la capital, donde adolece de una falta de pulso compartida con la mayoría de grandes núcleos urbanos.

Mujer pionera

Robles fue una de las primeras mujeres en convertirse en magistrada del Tribunal Supremo, donde ingresó en 2004. Antes se había convertido en la primera mujer presidenta de una Audiencia Provincial con tan solo 34 años. 

En su trayectoria política, ligada a la última legislatura de Felipe González, destacó por el impulso de la investigación sobre el caso Lasa y Zabala, el primer acto de terrorismo de Estado auspiciado por el Gobierno.

Robles fue fundamental en la lucha política contra los GAL, enfrentándose incluso a sus propios compañeros del Ejecutivo, entre ellos Juan Alberto Belloch, entonces ministro del Interior, que tenía una posición muy ambigua sobre el tema.

Luz Rodríguez, de vuelta a la universidad

Casi al mismo tiempo que se conocía la noticia, la ex secretaria de Estado de Empleo Luz Rodríguez, hasta ahora muy próxima a Sánchez y que sonaba como número dos o cuatro de la lista por Madrid (las candidaturas socialistas son cremallera, alternan hombre-mujer) anunció su marcha de la política nacional. 

Rodríguez formaba parte de la Ejecutiva de Sánchez y de su grupo de expertos en la elaboración del programa electoral y es una reconocida experta en Derecho del Trabajo. Fue desplazada a la lista por Guadalajara el 20 de diciembre para hacer sitio en la de Madrid para otras candidatas, pero ahora retoma su carrera universitaria. 

Con estos movimientos, el PSOE tiene las listas prácticamente perfiladas. Las aprobará el sábado en una reunión del Comité Federal, el máximo órgano entre congresos. Falta por saber quién ocupará el número cuatro por Madrid, el puesto en el que podría haber ido la propia Rodríguez y que también está reservado para una mujer.