EDUCACIÓN

Los universitarios españoles ya no quieren ser funcionarios

El 28% piensa en crear su propia empresa mientras que antes de la crisis económica, la mayoría aspiraba a ser funcionario. 

La falta de financiación es la principal barrera para emprender según los universitarios españoles

La falta de financiación es la principal barrera para emprender según los universitarios españoles EFE

  1. Educación
  2. Carreras universitarias
  3. Estudiantes
  4. Emprendedores

España de la precrisis. De encuestas realizadas a estudiantes universitarios hace un lustro se podía extraer que más del 70% de los jóvenes tenía como máxima aspiración llegar a ser funcionario. España, 2016: casi un 27% de los alumnos de facultades y formación profesional se decanta por formar su propia empresa o por el emprendimiento en general. Uno de cada cuatro. 

"Nada volverá a ser como antes. Pocos parámetros van a ser iguales a los anteriores a la crisis", ha explicado el sociólogo Narciso Michavila durante la presentación de los resultados de la encuesta Y después de la Universidad, ¿qué?, realizada a 9.000 estudiantes de toda España.

El 27% de los alumnos universitarios quiere lanzarse a la aventura de emprender, de estos, una gran parte de ellos ha dado sus primeros pasos durante los estudios recopilando información sobre el mercado, analizando posibles competidores o incluso escribiendo un plan de negocio.

Por primera vez, de una encuesta en el ámbito universitario se desprende que la ambición de emprender le gana terreno al afán de ser empleado público, que según el estudio responde al 25,2% de los alumnos. Por su parte el 22,6% aspira a trabajar en una multinacional, el 11% trabajar en una pequeña y mediana empresa y el 14,4% no ha tomado aún la decisión.

Pero, ¿quiere decir esto que a los jóvenes les espera un futuro peor que a sus antepasados? "Ni mucho menos", ha afirmado Michavilla. "Los resultados de la encuesta permite ser optimistas de cara al futuro en lo que a predisposición emprendedora se refiere". 

"No es cierto que la mayoría de universitarios quiere ser funcionario cuando terminen la carrera. Es falso ese mito", ha afirmado el sociólogo. "Es más político que real. Si no hay cooperación, ni puede haber empresas ni puede haber servicio público", ha añadido. 

Según el estudio, el 26,8% de los universitarios tiene iniciativa emprendedora. Por áreas del conocimiento, la predisposición para emprender que tienen los alumnos de Ingeniería y Arquitectura  gana a los demás por un ajustado margen: Ciencias Sociales y Jurídicas (28,5%), Artes y Humanidades (24,8%) y Ciencias (19,2%). 

El perfil del alumno emprendedor

Hombres y mujeres casi a partes iguales (50,6% y 49,4%), con una edad media de 24 años y que se ha formado en su mayoría (60,0%) en colegios públicos y Universidades públicas (74,9%). 

El 35% de aquellos que quieren montar su propio negocio tiene unos padres autónomos mientras que los progenitores del 25,4% son funcionarios. Además, uno de cada cuatro, habla inglés. 

¿Cuáles son las dificultades para emprender según los estudiantes?

A la pregunta "¿cuál crees que puede ser tu principal obstáculo para crear tu propia empresa?", los alumnos lo tienen claro. Y es que el 75,5% afirma que son las dificultades económicas y la falta de financiación las principales trabas que se van a encontrar a la hora de dar el paso. 

También la interminable burocracia (31%) puede ser una de las razones que frustre las aspiraciones de los chavales, al igual que la fiscalidad (21,9%) o la falta de conocimientos (18,2%).

La Formación profesional, "injustamente valorada"

El número de alumnos matriculados en FP en España se ha duplicado durante los años de la crisis económica: se ha pasado de tener 462.492 alumnos de Formación profesional en el curso 2007/2008 a 793.035 en el pasado curso. 

No obstante, tal y como recuerda Educa 20.20, el porcentaje de titulados en FP en España está "muy por debajo" de otros países. Mientras que en España es del 33,3%, el de la media de la OCDE se sitúa en el 39,7% y el de la UE en el 46,1%.

Este escenario se puede explicar con algunos datos que se desprenden de la encuesta, ya que casi la mitad de los encuestados considera que la FP para "nada" está tan bien valorada como la Universidad en el ámbito laboral. Sólo el 9% de los chavales considera que "mucho".

No obstante, ocho de cada diez españoles considera que la Formación profesional es una vía formativa eficaz que facilita a los jóvenes la inserción en el mercado laboral.

En cuanto a la actitud hacia el emprendimiento de los alumnos de estas enseñanzas, es similar a la media universitaria: un 26,1% ha empezado o tiene pensado crear su propia empresa en los próximos años. Los sectores ideales para emprender son Marketing, publicidad y diseño (20%) y educación (13%).

Cada Comunidad Autónoma, una motivación

"El lugar de residencia de los alumnos es una variable clave para entender sus aspiraciones profesionales", afirman los responsables de la encuesta. Si bien, ser asalariado en el sector privado es la principal aspiración para los alumnos de España, lo que más valoran por comunidades los estudiantes de cada región plantea un mapa muy heterogéneo. 

Para andaluces, aragoneses, asturianos castellano-manchegos "tener un puesto de trabajo asegurado" es lo primordial, mientras que lo que menos valoran es "tener un trabajo desafiante". 

"Ser mi propio jefe". Este es el principal motivo de madrileños y canarios, que a su vez lo que menos parece importarles a tenor de los datos es "trabajar en algo relacionado con sus estudios" en ambos casos. 

Por su parte, los estudiantes de universidades catalanas priorizan el "tener un trabajo desafiantes"; los de campus cántabros "trabajar en otro país" y murcianos "Poner en juego todas las capacidades y aptitudes".