Podemos

Las cifras de la consulta de las que Podemos prefiere no hablar

17.542 personas votaron a favor del pacto entre Sánchez y Rivera. Sólo un 33% del total de inscritos lo rechaza.

Pablo Echenique, este lunes en Zaragoza.

Pablo Echenique, este lunes en Zaragoza.

  1. Podemos
  2. Pablo Echenique
  3. Votaciones

¿Qué ha cambiado entre la Semana Santa, cuando Pablo Iglesias y Pedro Sánchez recomponían su relación, y este lunes? En cuestiones de fondo, más bien poco. Entonces, Podemos reclamaba al PSOE que rompiese con Ciudadanos y explorase la "vía 161"; es decir, la conformación de un Gobierno sobre la base de los votos de PSOE, Podemos, Compromís e Izquierda Unida.

En la consulta a las bases convocada tras la ruptura de las negociaciones a tres, los inscritos en Podemos han ratificado las posiciones que la dirección del partido defiende desde hace semanas. El nuevo secretario de Organización, Pablo Echenique, compareció en Zaragoza para recordar que la consulta en Podemos sí fue vinculante y que se ha alcanzado un nuevo récord con más participación que en la asamblea fundacional de Vistalegre, ya un hito en la maduración del partido.

Sin embargo, hay algunas cifras de la consulta menos cómodas para la formación de Pablo Iglesias. Son las siguientes:

17.542 rebeldes

Es el número de personas que votaron sí al acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos, que naufragó en la investidura de Sánchez a principios de marzo. 

Sólo se trata del 11,77% de los votos, pero la cifra no parece menor teniendo en cuenta la aversión supuesta en los círculos de Podemos ante Ciudadanos y que la dirección del partido había ligado su continuidad al éxito de sus tesis. 

La pregunta formulada, por si acaso, hablaba del "pacto Rivera-Sánchez", con el apellido del líder de Ciudadanos por delante, aunque fuese la fuerza mayoritaria. En la segunda pregunta, el voto crítico fue menor. 12.184 inscritos votaron en contra de "la propuesta de un Gobierno de cambio" de Podemos, un 8,24%, según la formación

33,43% en contra de C's-PSOE

Podemos ha repetido que un 88,23% de los que votaron se opusieron al "pacto Rivera-Sánchez". Siendo cierto, la cifra se tamiza mucho si se tiene en cuenta que el número de inscritos en Podemos es de 393.538. Todos tenían derecho a votar y de ellos tan solo un 33,43% votaron en contra del acuerdo. 

La legitimidad de las elecciones en España no está condicionada legalmente por ningún factor de participación. Menos en los procesos internos, un ejercicio poco menos que anecdótico en los partidos. Sin embargo, si se toma el censo total, la cifra de contrarios al pacto entre el PSOE y Ciudadanos es menos tajante. 

188.694 'zombis'

La propia formación hace dos distinciones entre sus inscritos. Muchos de los que se apuntaron tras el éxito de las europeas ya no participan.

De los 393.538 inscritos, sólo se considera "censo activo" a 204.844. Los demás ni siquiera han entrado en el portal de participación en el último año, según las propias definiciones de Podemos. En otras palabras, no parece que se trate de personas muy comprometidas con la formación. 

53.382 goles al PSOE

En sus resultados, Podemos utiliza una única referencia a otro partido: la de participación en la consulta del PSOE a sus bases. 

En el partido de Iglesias hay satisfacción por superar en 53.382 el número de socialistas que respaldaron el pacto entre el PSOE y Ciudadanos. Se trata de un análisis que cualitativamente tiene trampa. 

El sistema de Podemos se ha revelado ineficaz para detectar a personas que votan varias o muchas veces. En el caso del PSOE, la participación fue del 51% de los militantes, que no inscritos. En el PSOE sólo pueden votar los afiliados que estén al corriente de pago de sus cuotas. Además, en el PSOE se podía votar por internet, pero la mayoría lo hizo en urna, un proceso a priori mucho más garantista. 

El censo ha sido un motivo de grandes discusiones en el PSOE y, de nuevo, se presupone un gran control sobre las cifras, que han descendido levemente desde la última gran confrontación con posiciones enfrentadas: las primarias entre Eduardo Madina y Sánchez.

X (desconocido): el desglose

Podemos no ha facilitado los resultados por provincias o comunidades autónomas, salvo en el caso de la participación. Difiere mucho del PSOE, que los dio por provincia y ciudad autónoma además de por comunidades. 

Según Echenique, se debe al empeño de la formación por preservar "el secreto del voto" y ni siquiera Podemos sabe si el apoyo a las tesis de la dirección ha sido homogéneo. Puede que se trate de un problema técnico, pero dada la disparidad geográfica de la presencia de Podemos, el dato hubiera sido de utilidad.