INVESTIDURA

Podemos matiza su propuesta para elegir a altos cargos

Sustituye el "compromiso con el proyecto de cambio que deberán liderar" por "criterios de mérito y capacidad". Pero mantiene el "compromiso con el programa del Gobierno". 

Pablo Iglesias, Iñigo Errejón e Irene Montero en el Congreso.

Pablo Iglesias, Iñigo Errejón e Irene Montero en el Congreso. EFE

Podemos ha tenido que hacer cambios en su propuesta para formar gobierno. Este miércoles el partido morado ha presentado una versión revisada del documento Bases políticas para un Gobierno estable y con garantías. La principal modificación efectuada por la formación de Pablo Iglesias tiene que ver con la elección de los altos cargos de la Administración. En concreto, han sustituido la exigencia de un "compromiso con el proyecto de cambio que deberán liderar" por los "criterios de mérito y capacidad". Eso sí, puede tratarse de un mero retoque cosmético, puesto que solo unas líneas más adelante siguen hablando de "compromiso con el programa del Gobierno del cambio". 

En la parte final de dicho documento, Podemos propone la elección por consenso de una serie de autoridades de especial relevancia. En el apartado 1.4., titulado "Responsabilidades estratégicas en la estructura del Estado", se refiere que "en la evaluación y análisis de las responsabilidades estratégicas de las estructuras del Estado, se ha identificado una serie de responsabilidades clave en los primeros niveles jerárquicos del organigrama, cuya especial relevancia en la ejecución de las políticas públicas que deben acordarse en un futuro Gobierno exige un consenso" para elegirlos. 

Cargos de gran relevancia

En otras palabras, el partido emergente propone que exista consenso para nombrar a altos cargos de especial importancia. Entre ellos están el gobernador del Banco de España, el presidente de la CNMV, el presidente de la CNMC, los vocales del CGPJ, el fiscal general del Estado, el director general de la Policía, el jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el presidente de Consejo de Estado o el secretario de Estado de Comunicación.

La controversia sobre este punto ha surgido porque el partido morado incluía una referencia a que los elegidos tendrían que tener "compromiso con el proyecto de cambio que deberán liderar". Esta expresión se ha interpretado como una suerte de exigencia de adhesión ideológica al Gobierno de las personas elegidas para cargos de tamaña relevancia. Por ello, Podemos ha corregido el texto suprimiendo esa expresión en ese punto, de forma que ahora solo se requieren los criterios de "mérito y capacidad". 

El párrafo sustituido

Así era el párrafo del documento primigenio: "Estas personas deberán ser nombradas atendiendo a criterios de mérito, capacidad y compromiso con el proyecto de cambio que deberán liderar. Cabe pensar que un gran número de estas responsabilidades sean asumidas por personal funcionario de probada experiencia, así como por otras personalidades independientes de reconocido prestigio y solvencia profesional".

Y así ha quedado el nuevo párrafo que se ha colocado ahora: "El nombramiento de estos cargos atenderá a criterios de mérito y capacidad, entre personal funcionario o personalidades independientes de reconocido prestigio y solvencia profesional". 

"Diferentes sensibilidades políticas"

Sin embargo, solo unas líneas más adelante, en el siguiente párrafo, Podemos sigue utilizando una expresión muy similar a la que ha suprimido. En concreto, el partido incluye en este nuevo texto, como también incluía en el anterior, que "la elección deberá producirse por consenso bajo la lógica de que los equipos de gobierno estarán necesariamente compuestos por personas capaces, con diferentes sensibilidades políticas, pero comprometidas con el programa del Gobierno del Cambio". 

Pese a que el cambio no es tan sustancial como podría parecer -se sigue hablando de "compromiso" con unas políticas concretas-, fuentes de Podemos explican que hubo un error en la redacción del primer documento porque su intención siempre ha sido "despolitizar estas instituciones". Además, ha habido otros cambios en el documento, aunque se trataba, aclaran estas fuentes, de errores menores.