MADRID

Los problemas de Zapata colman la semana más difícil de Carmena

El caso de los titiriteros genera críticas internas en Ahora Madrid. Y la Cátedra de Memoria Histórica culpa a la alcaldesa. 

Carmena: "No ceso a Celia Mayer porque creo que no hay que hacerlo"

Carmena: "No ceso a Celia Mayer porque creo que no hay que hacerlo"

Manuela Carmena ha vivido una de las semanas más difíciles desde que es alcaldesa de Madrid. En apenas siete días la regidora municipal ha tenido que afrontar el controvertido asunto de los titiriteros del barrio de Tetuán, las críticas internas de un sector de Ahora Madrid por su actitud en el caso antedicho, la ruptura con la cátedra de la Memoria Histórica y, por último, varias noticias que ponen en dificultades al concejal Guillermo Zapata: la Audiencia Nacional reactiva el caso de los tuits para que sea juzgado y la información sobre el contrato a su ex pareja como asesora

Fuentes oficiales de Ahora Madrid afirman a EL ESPAÑOL, sin embargo, que esta semana ha sido especialmente difícil "para los partidos como el PP que tienen graves problemas de corrupción", en clara referencia al caso de financiación ilegal del PP madrileño que precisamente desveló este diario el pasado lunes. En el partido liderado por Carmena remarcan que han actuado "con responsabilidad" y que han estado "a la altura de las circunstancias" ante los diferentes asuntos que han acontecido en los últimos siete días. Valoraciones parte, los hechos demuestran que ha habido cinco problemas innegables para la alcaldesa de Madrid.

Cinco casos en siete días 

1. El caso de los titiriteros. Es un hecho de sobra conocido. Los titiriteros Raúl García Pérez y Alfonso Lázaro de la Fuente fueron contratados por el Ayuntamiento de Madrid para representar en carnaval la última obra de su compañía: La bruja y don Cristóbal. La dirección artística del Consistorio les encargó dos representaciones a cambio de 1.000 euros. Fueron con un guión establecido, que ya había sido estrenado en Granada y que comprendía la pancarta 'Gora Alka-ETA', así como un apuñalamiento y una violación. La Audiencia Nacional actuó contra ellos y los encarceló durante cinco días. El Ayuntamiento criticó esa medida judicial y reclamó la libertad de expresión para ellos, pero también decidió destituir a la dirección artística del carnaval por el escándalo. De hecho, la propia alcaldesa anunció la apertura de una investigación interna sobre el caso para dirimir todas las responsabilidades. La concejala de Cultura, Celia Mayer, pasó a estar en el disparadero. 

2. Las críticas de Ganemos y varios concejales a la alcaldesa. El caso mencionado generó peleas internas en Ahora Madrid. El colectivo Ganemos Madrid, la formación integrante de Ahora Madrid promovida entre otros por la delegada de Cultura del Ayuntamiento Celia Mayer, cuestionó el miércoles la “escasa valentía” de la Alcaldía al no defender a los titiriteros encarcelados bajo la acusación de enaltecimiento del terrorismo. En un comunicado, la formación consideraba “difícil de entender” la actuación del Ayuntamiento, que a su juicio se había plegado a las “demandas de la propaganda mediática” y había contribuido a la “judicialización” del episodio de los títeres al culpabilizar a los actores, criticar su espectáculo y cesar a cargos de la organización del carnaval.

"La tibieza se convierte en omisión"

La parte final de dicho comunicado no dejaba dudas: “Ahora Madrid, lo mejor de la sociedad madrileña te está echando un cable. No mires hacia otro lado. Recuerda que la tibieza, si es prolongada, se convierte en omisión, cuando no en complicidad. Los y las madrileñas de bien apoyan y demandan una política que tenga claro que se trata de cambios profundos, no de maquillajes”. Además de este documento, cinco concejales del Ayuntamiento pertenecientes a Ahora Madrid enviaron otro manifiesto al diario Público en el que reclamaban a Carmena que se implicase "de forma activa" en la defensa de los titiriteros. 

3. La Cátedra de Memoria Histórica tira la toalla y habla de "incapacidad". El tercer problema llegó el pasado jueves, cuando el Consejo Ejecutivo de la Cátedra de Memoria Histórica del siglo XX anunció que había acordado “renunciar a la firma de contrato alguno con el Ayuntamiento de Madrid para asesorarle en la elaboración del Plan Integral de Memoria, dada la incapacidad de la institución para garantizar las condiciones mínimas para el desarrollo de un trabajo profesional y sosegado, como requiere toda investigación científica”. Así la Cátedra se quitaba de en medio y no tomará parte en la depuración de las calles con nombres franquistas en Madrid. 

Tal y como informó EL ESPAÑOL, este área de la Universidad Complutense de Madrid tenía previsto entregar el informe detallado de todos los hitos a revisar el próximo 22 de abril. Sin embargo, los docentes decidieron dar un paso atrás y retirarse después de las declaraciones de la alcaldesa a raíz de una información desmentida, publicada por el periódico El País -en dicha información se incluían calles con nombres de Salvador Dalí o Manuel Machado-. Los catedráticos aseguraron que Manuela Carmena, "sin cuestionar la información sobre la lista de calles a suprimir, descarga en la Cátedra la responsabilidad sobre los disparates que tal lista contiene, e indica que el Ayuntamiento no va aceptar tales cambios en el callejero de Madrid". Dicha crisis desatada por la información "sin contrastar" "suponen un punto final a nuestra capacidad de silencio y discreción". Por ello, contaban, se habían decidido a dejarlo ante el "enorme daño que lo publicado produce en el prestigio institucional de la Universidad Complutense". Así las cosas, en gran medida ha quedado en el aire qué hará exactamente el Consistorio madrileño para aplicar la Ley de Memoria Histórica. 

4. El juez propone juzgar a Zapata por sus tuits. El viernes llegó otro golpe para la alcaldesa y su partido. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz dictó una resolución por la que -"según lo ordenado por la Sección", subrayó- daba paso a la fase de preparación de juicio oral para que Zapata se siente en el banquillo si en el plazo de 10 días se presenta acusación contra él. Este diario ya explicó que es casi seguro que el concejal de Ahora Madrid deberá ir a juicio porque, al margen de que la Fiscalía le acuse o no, la asociación Dignidad y Justicia, personada en la causa, tiene legitimación para hacerlo.

"Según lo ordenado por la Sección"

Eso sí, Pedraz reflejaba en su resolución el desacuerdo con la prosecución del caso. "Según lo ordenado por la Sección Segunda", remarcaba el instructor, "d. Guillermo Zapata publicó en su cuenta de Twitter los tuits que constan en el procedimiento, los cuales según dicha Sección humillarían a víctimas de delitos de terrorismo". Con esta expresión, el juez se refería a que él mismo ya archivó la causa en octubre porque no veía delito alguno en la conducta del concejal, pero después la Sección Penal Segunda de la Audiencia Nacional ha ordenado reabrir el caso en dos ocasiones. En Ahora Madrid explican a EL ESPAÑOL que no tienen ningún temor ante este proceso judicial porque "está claro que Guillermo Zapata no cometió delito alguno". 

5. Zapata contrata a su ex pareja. Por último, este sábado tanto este diario, primero, como otros más, después, revelaron que Zapata tiene contratada como asesora en el distrito de Fuencarral-El Pardo a su ex pareja Nuria Sánchez Díaz. Ella percibe 50.979,34 euros al año por sus labores de asesoría, según consta en los registros oficiales del Consistorio publicados en internet. Desde la formación gobernante del Ayuntamiento de Madrid argumentan que su contratación se llevó a cabo por criterios meramente técnicos dado que "su currículum en estos asuntos es brillante". "Si no se le contratase por ser la ex pareja del concejal, se estaría actuando de forma machista", apuntaban este sábado por la tarde.

También añadían, al igual que en un comunicado hecho público por el partido, que "Nuria Sánchez y Guillermo Zapata adquirieron el compromiso de cobrar 36.000 euros brutos antes de tomar posesión de su cargo y adherirse al código ético de Ahora Madrid". Es cierto que todos los miembros de Ahora Madrid tienen el compromiso de recibir esa cantidad de 36.000 euros y donar el resto a diferentes organizaciones sin ánimo de lucro. Además, estas fuentes remarcaban que "la reducción de los sueldos en el Ayuntamiento no es posible porque así lo impiden los partidos de la oposición". 

"No es mi pareja hace años"

El propio Zapata reaccionó en Twitter con la publicación de varios mensajes. El primero de ellos decía: "Gracias por convertir el hecho más doloroso de mi vida en espectáculo para atacar un proyecto político". En el segundo matizaba que "Nuria S. no es mi pareja desde hace años. Lleva trabajando en políticas públicas toda la vida. Tanto para el PSOE como para el PP". 

A pesar de la sucesión de estos cinco hechos que han puesto en dificultades a Carmena y han desatado críticas internas, en Ahora Madrid defienden que han actuado en todos los casos "con responsabilidad de gobierno" y que han demostrado "rapidez para resolver errores". Además, insisten en remarcar que "quien de verdad tiene problemas es el PP de Madrid por la corrupción", defienden su "total transparencia" y aseguran que "la diversidad de opiniones no es un problema". Por último, afirman que lo sucedido "también nos sirve para aprender".