ELECCIONES GENERALES 20D

La Policía reabre las sombras sobre la financiación de Podemos

La UDEF investiga la relación de Pablo Iglesias con Irán. El Supremo ha archivado dos querellas contra él.  

Pablo Iglesias compareció este martes ante los medios.

Pablo Iglesias compareció este martes ante los medios.

  1. Podemos
  2. Pablo Iglesias
  3. Irán

Las presuntas irregularidades en la financiación de Podemos vuelven a estar en primera línea de la actualidad informativa. Este martes los periódicos El Confidencial y OKdiario desvelaban que agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) aseguran en un informe que el partido liderado por Pablo Iglesias habría recibido de forma irregular varios millones de euros procedentes de Irán. Una información desmentida por el propio Iglesias y que reabre otros fantasmas que han salpicado a Podemos y a sus líderes por sus supuestas conductas ilegales. Hasta ahora, los tribunales siempre han dado la razón al partido emergente.  

El caso de CEPS. Corría el mes de junio de 2014 cuando el diario El País publicó que la fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), íntimamente relacionada con Podemos, había recibido hasta 3,7 millones de euros del Gobierno de Venezuela que presidía Hugo Chávez entre 2002 y 2012. Tanto el propio Iglesias como sus compañeros de filas Íñigo Errejón y Luis Alegre habían formado parte del consejo ejecutivo de CEPS. En enero de 2015, el Tribunal Supremo rechazó una querella presentada por el Partido Socialista de la Justicia de Emilio Rodríguez Menéndez contra los dirigentes de Podemos. El querellante les acusaba de delitos de blanqueo de capitales y falseamiento de cuentas, pero los jueces no admitieron la querella, basada en la citada información del rotativo de Prisa, porque "no hay ni un solo indicio de los hechos denunciados". 

Los ataques de Riobóo. A finales de 2014, apareció en escena el empresario Enrique Riobóo, propietario del Canal 33, donde Pablo Iglesias emitió su programa La Tuerka durante varios meses. En un libro titulado La cara oculta de Pablo Iglesias (Colección viveLibro), en su cuenta personal de Twitter y en diversas entrevistas, este hombre aseguraba que había pagado a Iglesias 1.500 euros al mes en dinero negro y afirmaba que después Iglesias cobraba 3.000 euros la semana procedentes de Irán por emitir en el canal Hispan TV su programa Fort Apache. En sus entrevistas de entonces, Riobóo ya comentaba que él mismo e Iglesias habían negociado "con los iraníes" para emitir La Tuerka a través de Hispan TV, algo que consiguieron durante un tiempo. Siempre según su versión, cuando la Unión Europea embargó las relaciones económicas con Irán, el Canal 33 terminó sus tratos con Irán, pero Iglesias continuó con los mismos. Ante las declaraciones del empresario, la productora Con la Mano Izquierda, fundada por Iglesias, emitió un comunicado para asegurar que estaba "al corriente con sus obligaciones tributarias". 

La Fiscalía y los jueces coinciden

Manos Limpias le acusa de diez delitos. Precisamente a raíz de las palabras de Riobóo, el sindicato de funcionarios Manos Limpias interpuso a principios de 2015 una querella en el Tribunal Supremo contra Iglesias, al que acusaba de diez delitos, entre ellos delitos fiscales, contra los trabajadores y de asociación ilícita. Los querellantes afirmaban que el líder de Podemos utilizó Producciones Con Mano Izquierda para transferir a Caja de Resistencia Motiva 2 -una sociedad limitada propiedad de otro dirigente de Podemos, Juan Carlos Monedero- fondos opacos al fisco proporcionados por países como Venezuela o Irán. EL ESPAÑOL desveló en exclusiva en abril que la Fiscalía del Supremo consideraba que el relato de Manos Limpias era “muy confuso”, mezclaba hechos con “sospecha u opiniones” y carecía "de cualquier soporte probatorio”. Poco después, la Sala de lo Penal del Supremo hizo suyos los argumentos del Ministerio Público y archivó la querella por no encontrar "indicio alguno de delito". 

El caso Monedero. Si ha habido un escándalo que ha minado la credibilidad de Podemos, este es sin duda el caso de Juan Carlos Monedero. En síntesis, en enero de 2015 trascendió que el fundador de Podemos había cobrado 425.150 euros de Venezuela a través de la citada empresa Caja de Resistencia Motiva 2, creada tres meses antes de la fundación del partido emergente. Monedero explicó que ese dinero provenía de trabajos de consultoría política en Latinoamérica. El núcleo del caso es que el profesor universitario había pagado 70.000 euros en impuestos mediante el Impuesto de Sociedades, cuando debería haberlo hecho pagando el IRPF. Antes de ser sancionado, Monedero presentó a Hacienda declaraciones complementarias por las que pagó otros 200.000 euros en impuestos. Varios meses después, el Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid archivó una causa por fraude fiscal abierta contra Monedero por las denuncias interpuestas de nuevo por Manos Limpias y por una asociación de Rodríguez Menéndez. 

Los millones de Irán. Ahora, en enero de 2016, las sombras sobre la financiación de Podemos han vuelto a la prensa, pero no por las denuncias de asociaciones, sino por una investigación policial. En concreto, los periódicos Okdiario y El Confidencial han publicado que la UDEF de la Policía Nacional está investigando supuestas irregularidades en los pagos a Pablo Iglesias por parte de las empresas audiovisuales que dirige en España el iraní Mahmoud Alizadeh Azimi. En concreto, los pagos se canalizarían sobre todo a través de 360 Global Media, empresa que emite la señal de Hispan TV en España. Según el informe de la UDEF que citan ambos diarios, Podemos habría recibido entre cinco y dos millones de euros procedentes del Gobierno de Irán. Unas cantidades que la citada 360 Global recibiría del Ejecutivo de Teherán a través de un entramado de empresas pantalla que operan en varios países y después pagaría al partido emergente mediante facturas infladas. El informe de la Policía concluye que Podemos podría haber incumplido la ley de financiación de partidos políticos.

"Felicitamos a la UDEF" 

Tras la publicación de estas dos informaciones coincidentes -no en la cantidad, puesto que una habla de dos millones y otra de cinco-, Pablo Iglesias ha respondido con ironía este martes. "Estamos encantados de que la UDEF investigue y estamos a su disposición". Tras destacar que "tenemos los bolsillos transparentes" y recordar que su formación se somete a "auditorías externas" ha agregado que solo cabía "felicitar a la UDEF por su trabajo". 

En su entrevista con EL ESPAÑOL del pasado octubre, el secretario general de Podemos iba en la misma línea. Así aseguró entonces que su formación no ha recibido dinero de Venezuela ni de Irán: 

-¿Podemos ha sido financiado directa o indirectamente por el Gobierno de Venezuela?

-No.

-¿Podemos ha sido financiado directa o indirectamente por el Gobierno de Irán?

-No. Ni de Irán, ni de Irak, ni de Siria, ni de Portugal.

-Podemos nunca ha recibido dinero de ningún país extranjero.

-Jamás.