El policía despedido por Carmena: “Siempre he cumplido”

Francisco Caletrio, hasta el jueves inspector jefe del cuerpo de seguridad de la capital, carecía de la formación adecuada para el puesto.

Carmena, con Caletrio durante la festividad de San Juan Bautista, patrón del Cuerpo de Policía.

Carmena, con Caletrio durante la festividad de San Juan Bautista, patrón del Cuerpo de Policía.

“Nunca he recibido críticas por la forma de desempeñar mi trabajo, estoy orgulloso de mi labor en la Policía Municipal y hasta me han felicitado por la campaña de seguridad durante las navidades”. Francisco Caletrio, hasta el jueves inspector jefe del cuerpo de seguridad de la capital, defiende su gestión y habla con EL ESPAÑOL sobre su fulminante despido por parte del equipo municipal liderado por Manuela Carmena.

Caletrio fue oficialmente cesado el jueves. El motivo: carecía del rango de subinspector, técnicamente necesario para ostentar el cargo, según el Ayuntamiento de Madrid. En su primera explicación sobre el cese, fuentes municipales subrayaron que había sido nombrado a dedo por la anterior alcaldesa Ana Botella. Horas después de prometer que el próximo jefe de la Policía Municipal sería elegido por concurso público, la cuenta de Ahora Madrid en Twitter rectificaba: “Pedimos disculpas, Caletrio fue designado en concurso público entre los tres oficiales presentados”.

El exinspector jefe de la policía local defiende que su ascenso en octubre de 2014 fue “perfectamente legal y limpio. Accedí al puesto mediante un concurso de méritos”. Visiblemente afectado tras su cese, Caletrio dice que la concejalía de Seguridad, Salud y Emergencias le comunicó la decisión antes de las navidades por “incompatibilidad y necesidades del servicio”.

Tras conocer la noticia, Caletrio pidió un mes más al responsable del área, Javier Barbero: quería terminar su trabajo de coordinación del dispositivo de seguridad de Navidad. “No he tenido quejas, siempre he cumplido órdenes”, insiste en conversación con este periódico.

Ante las especulaciones sobre si su despido tiene otros motivos, Caletrio sólo indica que ha “seguido órdenes, siempre” y apunta que el director general de la Policía Municipal, Andrés Serrano, es “por delegación directa del Ayuntamiento”, el máximo responsable del organismo. Serrano, afiliado a Podemos, fue ascendido a principios de verano como primer movimiento de Manuela Carmena para intentar poner orden en el cuerpo.

Caletrio, que asegura que su relación con el concejal de Seguridad fue siempre “correcta”, no entra a valorar los cambios en la Policía municipal desde la llegada de Ahora Madrid a Cibeles. Tampoco hace comentarios sobre presuntas discrepancias con Serrano: “Mi relación con él fue inexistente, sólo laboral. Su responsabilidad era dirigir y organizar el cuerpo. Yo acataba su mando”.