Crisis partidos

La sombra de Gürtel y Bárcenas en la candidatura del PP andaluz

El primer nombre de esta lista negra está en el número uno por Cádiz al Congreso, la exalcaldesa gaditana Teófila Martínez, y el segundo es el de la exregidora de Jerez, María José García-Pelayo.

El PSOE avisó al PP de la lista negra de los nombres que no deberían encabezar sus candidaturas andaluzas para el 20-D por sus vínculos con los casos Gürtel y Bárcenas. Los populares no han hecho ni caso porque, por ahora, no hay decisión judicial ni imputación que lo impida. El primer nombre de esa lista negra está en el número uno por Cádiz al Congreso, la exalcaldesa gaditana, Teófila Martínez, y el segundo es el de la exregidora de Jerez, María José García-Pelayo. Algunos dan por hecho que esta será la número dos por Cádiz, pero fuentes del partido no dijeron ni sí ni no, porque aún no se ha decidido nada al respecto. El argumentario, de todas formas, se lo han puesto fácil a los socialistas.

El tercero de los nombres señalados por el PSOE es el de Javier Arenas, pero este al final no encabezará candidatura alguna. Se barajó como número uno por Sevilla, provincia por la que ocupa un escaño en el Parlamento andaluz, puesto que al final es para el exalcalde de Sevilla Juan Ignacio Zoido. Y también por Almería, por la que ocupa un escaño en el Parlamento andaluz. Sin embargo, se quedará como senador por designación autonómica y con mando en Génova como vicesecretario general de Política Regional y Local del PP.

Los papeles de Bárcenas tenían una anotación con el nombre de Teófila Martínez. En su contabilidad particular aparecía un asiento del 29 de abril de 2003 con una supuesta entrega de 30.000 euros. Martínez se defendió desde el primer momento con rotundidad, negando haber recibido dinero alguno de esa supuesta caja B del PP "ni personalmente ni como presidenta del PP andaluz" y menos aún que fuera destinada a sufragar la campaña de las municipales de 2003. Se defendió con una querella en los tribunales contra Bárcenas y El País por vulnerar su derecho al honor. Las dos fueron posteriormente retiradas.

Hubo otros apuntes más en esa contabilidad paralela que afectarían a Martínez. De acuerdo con el auto del Juez Ruz en el que daba por concluida la instrucción del caso el pasado 23 de marzo, hubo 1,176 millones que sirvieron presuntamente para sufragar los gastos de distintas campañas electorales, como las catalanas de noviembre de 2003 o las andaluzas de marzo de 2004 y de 2008. Fue en las primeras autonómicas cuando Martínez disputó la presidencia de la Junta al socialista Manuel Chaves, y cuatro años más tarde fue Arenas el que se midió en las urnas. Por eso desde el PSOE atacan por este flanco al PP: ¿concurrirán en Andalucía a estas generales en una campaña sin "dopaje"?

En el PSOE tampoco olvidan la estrecha relación política y de amistad de Martínez con su 'padrino' Rodrigo Rato y, en especial, el vínculo empresarial que mantiene con su marido Santiago Cobo. Esa es una vieja obsesión de los socialistas. Desde hace quince años le vienen señalando e incluso llegaron a llamar a Martínez "testaferro político" del ex director gerente del Fondo Monetario Internacional. Cobo preside una de las sicav que están siendo investigadas por la Agencia Tributaria en el caso de Rodrigo Rato y además, es administrador único de una empresa, El Manantial Información, en la que Rato es apoderado, según informaba el pasado mes de abril El Mundo.

El caso de la exalcaldesa jerezana, María José García-Pelayo, es espinoso pero en el PP cierran filas. El Supremo tiene abierta una causa para investigar si García Pelayo cometió un delito de prevaricación continuada y otro de falsedad en documento público en relación con las adjudicaciones a empresas de la trama Gürtel de eventos de Fitur 2004. Hoy por hoy, aunque el Senado está disuelto, sigue siendo aforada por ser desde septiembre senadora en la diputación permanente de esta Cámara. Si va en las listas al Congreso o al Senado de nuevo estará blindada.

García Pelayo, que siempre se ha mostrado dispuesta a declarar de manera voluntaria cuando así se le requiera, está convencida de que habrá una resolución favorable del caso porque las declaraciones realizadas hasta ahora ante la Audiencia Nacional por los técnicos municipales avalan la legalidad y que todo fue correcto en el procedimiento de adjudicación de servicios de Fitur 2004 a empresas de la trama Gürtel: 355.391 euros fueron a Special Events, Down Town Consulting y Teleanuncio.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que acaba de dar por finalizada la investigación de esta pieza separada del caso Gürtel, ha propuesto juzgar a nueve personas, entre ellas al líder de la trama Francisco Correa y a su presunto número dos Pablo Crespo, por este caso en el que constata que los contratos se adjudicaron "sin concurso público", incurriendo en "groseras ilegalidades" y donde cree que los funcionarios municipales "construyeron" documentos para "dar apariencia de legalidad" a las actuaciones.

Aunque aún no se ha despejado la incógnita de si será la segunda en la lista de Cádiz, todo apunta a que ir, irá. En el PP de Cádiz defienden que contarán en sus listas con personas "capaces y con gran responsabilidad" como García-Pelayo y destacan su "valiente y eficaz gestión en uno de los ayuntamientos con más deuda de toda España". El apoyo a García-Pelayo también le ha llegado esta semana desde el líder del PP-A, Juan Manuel Moreno Bonilla, que no descartó su incorporación.