EL DÍA DESPUÉS

Rajoy y Sánchez discuten la investidura tras haberse llamado "indecente" y "miserable"

El PSOE descarta facilitar la investidura de Rajoy aunque le ofrezca una reforma de la Constitución o la presidencia del Congreso.

Rajoy y Sánchez, en una reunión en Moncloa en la que hablaron de Cataluña.

Rajoy y Sánchez, en una reunión en Moncloa en la que hablaron de Cataluña.

Mariano Rajoy tiene prisa. El presidente del Gobierno mantiene este miércoles a mediodía una reunión con Pedro Sánchez, jefe de la oposición, según han confirmado fuentes del Gobierno y del PSOE. 

La reunión fue convocada por Rajoy este martes, tras dos días de las elecciones generales y ocho después del tenso debate en el que Sánchez le acusó de ser un candidato "indecente" y manchado por la corrupción. Entonces, Rajoy tachó la afirmación del socialista como "ruin", "mezquina", "deleznable" y "miserable". La fragmentación del electorado, que pone cuesta arriba la investidura de Rajoy, ha llevado al PP a explorar un pacto que el PSOE ha rechazado de antemano.

El equipo de Sánchez ha asegurado a EL ESPAÑOL que el PSOE votará "no" a la investidura de Rajoy incluso aunque éste haga concesiones. En ese sentido, fuentes del PP desmintieron que estén pensando en ofrecer a Sánchez la presidencia del Congreso y del Senado o una reforma de la Constitución que blindase el Estado del bienestar, tal y como ha publicado El País. La Ejecutiva del PSOE ha confirmado a este diario que ese ofrecimiento no tiene posibilidad alguna de prosperar.

Rajoy es consciente de que su investidura se presenta como un viacrucis con varias estaciones y numerosas cesiones a partidos contra los que ha arremetido en campaña. Desde que se conocieron los resultados, el PP ha tendido la mano al PSOE apelando a la responsabilidad de Estado para garantizar la estabilidad institucional que por primera vez parece gravemente amenazada.

Rajoy, "con fuerzas"

Este lunes, Rajoy aseguró que se ve "con fuerzas" para repetir y anunció que trataría de fraguar un acuerdo antes de que el día 13 de enero se constituyan las Cortes. Será entonces cuando se elegirán a los presidentes de las cámaras y los miembros de las mesas, una escenificación previa del equilibrio de fuerzas políticas que suele regir la legislatura. 

Sin embargo, si hay algo -quizás lo único- en torno a lo que hay consenso en el PSOE es en la oposición frontal al PP. Así lo avanzó este lunes el secretario de Organización y número dos, César Luena, y este martes la influyente presidenta de Andalucía, Susana Díaz. "Rotundamente no", dijo Díaz en un discurso leído ante su grupo parlamentario. La líder de los socialistas andaluces también se opone a un pacto con Podemos que encuentra menos reticencias en la Ejecutiva federal. 

Si Rajoy no logra mantener el cargo gracias al PSOE y Sánchez no es autorizado a explorar un pacto con Podemos, el escenario más probable es el de elecciones anticipadas, salvo que se apueste por una solución menos convencional. En ese sentido, Ciudadanos ha anunciado su disposición a abstenerse para facilitar la investidura de Rajoy y ha pedido al PSOE que considere hacerlo también para que la legislatura pueda arrancar. 

Otra alternativa: pacto entre PP, PSOE y C'S

Otras voces se han manifestado a favor de una mayoría multipartita y estable. Es el caso del colectivo Libres e Iguales, que ha reclamado un acuerdo entre PP, Ciudadanos y PSOE que evite la parálisis institucional o la repetición de elecciones, un escenario en el que el más beneficiado podría ser Podemos. 

Desde la formación de Pablo Iglesias se ha especulado este martes con brindar la presidencia a un independiente que pueda superar el bloqueo. Íñigo Errejón, número dos de Podemos, ha pedido "sacar del cajón" el espíritu de la Transición para poner sobre la mesa "una figura de izquierdas" que contente a todos los sectores.