Empresas tecnológicos

Amazon negocia con marcas para vender frescos con su servicio de suscripción ‘premium’

Mantiene conversaciones con fabricantes de carnes o lácteos. No hay fecha oficial para el lanzamiento.

Interior de un almacén de Amazon.

Interior de un almacén de Amazon.

  1. Amazon
  2. Empresas tecnológicas
  3. Comercio electrónico

Primero fue el supermercado de productos no perecederos. Ahora, Amazon trabaja para vender frescos… Aunque no a través de su modalidad ‘Amazon Fresh’. Lo hará con su suscripción de entrega rápida. La tecnológica ya negocia con diferentes marcas de fabricantes de productos frescos, desde carnes hasta lácteos, para alcanzar acuerdos de distribución. Su objetivo: lanzar en los próximos meses.

Según esas mismas fuentes, la compañía ha mantenido conversaciones para una primera fase de lanzamiento con marcas reconocidas en segmentos como carnes, embutidos, huevos y productos lácteos. Todos ellos artículos que requerirían un esfuerzo logístico importante, al ser perecederos.

No hay una fecha cerrada o, al menos, Amazon no la desvela. Tanto en Madrid como en Barcelona cuenta con infraestructura suficiente pues, tal y como avanzaba VozPopuli.com, ha trabajado en la preparación de dos naves logísticas para entregas de última hora en ambas capitales.

No es ‘Amazon Fresh’

Hace algo más de un mes, la filial española de Amazon confirmaba a EL ESPAÑOL que no venderían productos frescos a través de su servicio ‘Fresh’. Lo hacía justo después de que arrancara con esta modalidad en Reino Unido. Ésta no sólo se basa en la entrega de productos frescos de Amazon, sino también de tiendas y negocios especializados de las ciudades.

Unos meses antes, en noviembre de 2015, la tienda británica había puesto en marcha ‘Amazon Despensa’, un nuevo modelo destinado a miembros del servicio Premium que ofrece más de 7.000 artículos de uso diario de bajo precio, incluyendo alimentos y bebidas, artículos de uso doméstico, el bebé o las mascotas.

Sin embargo, esta opción de ‘Despensa’ no incluye productos perecederos. Y, según han confirmado a este medio fuentes del mercado, los últimos contactos que ha mantenido el gigante de la distribución se han centrado en proveedores de frescos: carnes, embutidos o lácteos.

Evolución de las ventas de Amazon España.

Evolución de las ventas de Amazon España.

Tiene por tanto más sentido que sea a través de la modalidad ‘Amazon Premium Now’, que entrega en un máximo de dos horas en ciudades de Estados Unidos o Reino Unido. Con esta herramienta ha habido un aterrizaje reciente en el continente europeo. Amazon Italia anunció el pasado mes de febrero que comenzaba a vender productos frescos en Milán y en 34 municipios de la zona de influencia. Iniciaba operaciones con una treintena de tipos de frutas y verduras que se sumaban a los más de 20.000 productos que ya vendía en su plataforma.

Sector a favor

Se han repetido las conversaciones en los últimos meses. Y se han sucedido con un sector, el de las marcas de gran consumo, que esperan mucho de Amazon. Así lo demostraron algunas de las enseñas destacadas durante el debate organizado el pasado mes de mayo por EL ESPAÑOL y Promarca, asociación que defiende los intereses de los fabricantes.

El presidente de la organización, Ignacio Larracoechea, lo dejaba muy claro: “La nueva distribución en Internet vendrá de un distribuidor logístico como Amazon”.

¿Y entre los operadores puros online? Ulabox es uno de los más destacados. Uno de sus cofundadores y responsable de marketing, David Baratech, reconoce que este aterrizaje sería “fantástico” pues “abrirían mercado”. “Estamos convencidos de que cuantos más seamos más pedagogía haremos del cambio de hábito; y si los que entran son gigantes, más rápido iremos”, resalta.

Cifras del ‘súper’

El primer paso se dio hace diez meses. Amazon abría las puertas de su ‘súper’. Y en este tiempo, según sus propias cifras, ha triplicado las referencias de productos de alimentación y bebidas hasta superar las 130.000. Pero, ¿cuánto supone en cifras de ingresos? La compañía se niega a ofrecer datos de negocio desagregados.

En la categoría de alimentación, más de 350 pymes venden sus productos en el llamado ‘marketplace’, una suerte de centro comercial en el que pequeñas empresas pueden vender sus productos, cediendo una comisión e venta a Amazon. Casi la mitad de todas ellas ya exportan y cuentan con más de 25.000 referencias, según sus propias cifras.

Nueva sede en Madrid

Mientras estos pasos se completan, la empresa sigue planeando un crecimiento importante en el lado corporativo. Y es por esa razón que ya trabaja para mudarse a una nueva sede central en Madrid capital (ahora se encuentra en Pozuelo de Alarcón).

El edificio que albergará la nueva sede de Amazon.

El edificio que albergará la nueva sede de Amazon.

En 2017 estrenarán oficina en un nuevo edificio de 12.000 metros cuadrados en la zona de Méndez Álvaro, cerca de donde tiene su sede la petrolera Repsol. "Las nuevas instalaciones serán el lugar de trabajo de los 400 empleados corporativos con los que Amazon cuenta actualmente y proporcionarán a la compañía el espacio suficiente para acoger, en total, a más de 1.000 profesionales", aseguraba este jueves la empresa.

Alibaba, a por productos españoles

Amazon no es el único que está tratando de atraer a productores españoles en su particular centro comercial en internet. Su rival chino Alibaba quiere pisar a fondo el acelerador en España y se ha lanzado a reclutar a muchas empresas españolas para que vendan sus productos a los más de 400 millones de clientes que tienen en el país asiático.

La compañía mantuvo encuentros con fabricantes del sector de alimentación en Madrid y Barcelona. Hay un particular objetivo: el vino. La tecnológica ha creado el día del vino que será el próximo 9 de septiembre y quieren convertirlo en una referencia en cuanto a ventas de este producto en China.