Bankia

Goirigolzarri: “No conozco ningún ejemplo de banca pública comercial que sea sostenible”

El presidente de Bankia rechaza que la entidad se convierta en un banco público al servicio del poder político.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri Efe

  1. Bankia
  2. José Ignacio Goirigolzarri
  3. Privatizaciones
  4. Rescate financiero
  5. Finanzas
  6. Banca
  7. UIMP

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, se ha mostrado contrario a la transformación de la entidad en un gran banco público nacional como han propuesto algunos partidos de cara a las elecciones del 26-J. “No conozco ningún ejemplo de banca pública comercial de tamaño suficiente y con cuota de tamaño relevante que sea sostenible”, ha alertado Goirigolzarri. Y ha insistido: “He trabajado en muchos países y no conozco ningún caso de banca pública sostenible”.

Goirigolzarri ha criticado esta propuesta que defienden Unidos Podemos y el PSOE (en su caso, el banco público sería el ICO): “Me sorprende la poca memoria que tenemos”. El presidente de Bankia ha remarcado que cuando accedió al cargo, BFA (la matriz de Bankia) era un auténtico banco público. “No recuerdo quiénes eran los 27 consejeros de la entidad, pero sí recuerdo a quiénes representaban: partidos políticos, sindicatos y patronales”. Esos gestores fueron los que terminaron llevando a Bankia a una situación de quiebra y la necesidad del rescate público.

He trabajado en muchos países y no conozco ningún caso de banca pública sostenible

Por último, ha criticado la posición ideológica de defensa de un banco público como palanca de la política económica. “Se suele hablar de la banca pública para realizar una política contracíclica, pero la realidad es que no hay nadie con más interés que nosotros en dar financiación”, ha asegurado. Sin financiación no hay ingresos, por lo que un gestor siempre querrá dar crédito, el problema es que hay ocasiones en las que se convierte en “pan para hoy y hambre para mañana por las provisiones a las que obliga a medio plazo”. En su opinión, “cuando se han generado bancos para utilizar el crédito como elemento contracíclico, siempre ha llevado a crisis financieras”.

El presidente de Bankia ha explicado que el equipo gestor de Bankia y él mismo están "plenamente comprometidos con el mandato claro que tenemos: profesional, sin injerencias políticas y generando valor para el accionista". Y no ha querido garantizar su continuidad al frente de Bankia en el caso de que un partido político decidiese intervenir en la gestión de la entidad: "Si ese mandato se modifica, pues ya veremos".

La banca no está para dar subvenciones sociales

Goirigolzarri se ha mostrado muy crítico con todos aquellos que continuamente intentan dañar la imagen del sector financiero. "La banca ofrece una excelente calidad de servicios", ha señalado, pero "no está para dar subvenciones sociales". El presidente de Bankia ha recordado que "una banca que no es rentable, no puede allegar capital y no podría financiar a la economía, lo que tendría un impacto inmediato en la creación de riqueza, empleo y mejora del nivel de vida".

Una fusión con sentido industrial

Goirigolzarri ha acudido a los cursos de verano de la UIMP que organiza la APIE con el patrocinio de BBVA. En este marco ha defendido el interés que podría tener una posible fusión con Banco Mare Nostrum (BMN) el otro banco nacionalizado en el rescate financiero. "La fusión tiene un sentido industrial bastante claro", ha indicado. Las dos entidades son complementarias desde el punto de vista geográfico, por lo que la unión podría ser útil para aprovechar los beneficios que da la escala. 

La posible fusión con BMN tiene un sentido industrial bastante claro

El problema ante una fusión es el memorándum que firmó España con Bruselas para el rescate financiero y que restringe las posibilidades de realizar cualquier operación de adquisición o fusión. "Bankia no puede adquirir entidades hasta junio de 2017", ha indicado Goirigolzarri, aunque siempre sería posible una redefinición del marco normativo si ésta tiene sentido económico.

En cualquier caso, el presidente de Bankia ha querido anteponer los intereses de todos sus accionistas, tanto el Estado como los pequeños ahorradores. "Cualquier operación tiene que ser muy respetuosa con el interés de los accioinistas minoritarios, especialmente los de Bankia, ya que está listada" (BMN no cotiza en bolsa).

¿Se recuperarán ayudas públicas?

El presidente de Bankia ha explicado que si la entidad no consigue devolver todas las ayudas públicas recibidas no será considerado un “fracaso” del equipo gestor. “Es el objetivo y la aspiración, pero somos conscientes de que la devolución final de las ayudas dependerá de la evolución económica y de los mercados, que afectan al valor de la acción”. Hasta el momento, Bankia ha devuelto al Estado 1.627 millones de euros conseguidos con la privatización del 7,5% de 2014 y los dos dividendos que ha pagado la entidad.

En este punto ha defendido que podría tener sentido prorrogar los plazos para la privatización para que así se pueda maximizar la recuperación de la inversión. La legislación determina que Bankia tiene que privatizarse antes del 31 de diciembre de 2017, pero es por una ley española, no por el Memorándum firmado con Bruselas para el rescate financiero. “Si yo en términos generales ya siempre digo que las decisiones son del accionista (el Estado), aquí todavía más”, ya que es el Parlamento quien puede modificar la normativa.

En cualquier caso, Goirigolzarri ha pedido que, a la hora de valorar las ayudas públicas, se tenga en cuenta lo que hubiese costado proteger a los depositantes en lugar de rescatar el banco. La entidad recibió 18.000 millones de euros con el rescate, pero si se hubiese optado por asegurar los primeros 100.000 euros, “hubiera supuesto una inyección de 60.000 millones de euros”. En cuanto al resto de los depósitos, hubiesen sufrido una rebaja similar a la de las preferentes, ha explicado.

Por el contrario, gracias al rescate, ahora los contribuyentes “tienen la participación en un banco rentable, que genera puestos de trabajo y que está ayudando a la recuperación de la economía”, ha señalado.