Tenis

Djokovic: "Los tenistas deberíamos ganar más que las mujeres"

El serbio y Raymod Moore, director de Indian Wells, despiertan la polémica en torno a las diferencias entre WTA y ATP.

Novak Djokovic durante un partido contra Feliciano Lopez.

Novak Djokovic durante un partido contra Feliciano Lopez. Reuters

La polémica sexista la comenzó Raymond Moore y la ha continuado Novak Djokovic, que tras su victoria frente a Milos Raonic, apoyó la tesis de que los tenistas masculinos deben ganar más dinero que las mujeres. "Ellas lucharon por lo que se merecían y lo consiguieron. Por otro lado, el mundo de la ATP debería luchar por más (dinero) porque las estadísticas muestran que tenemos muchos más espectadores en los partidos de hombres", indicó Nole.

Y siguió: "Esa es una de las razones por las que pienso que deberíamos ganar más", añadió. Y recalcó: "Mientras que haya datos, estadísticas e información disponible sobre quién genera más atención y atrae más espectadores, creo que (el dinero) debe ser distribuido justamente". Pero la polémica llegó mucho antes...

Serena Williams, derrotada en la final de Indian Wells por Victoria Azarenka (4-6 y 4-6), se enteró a través de las redes sociales de lo que había ocurrido por la mañana en un desayuno entre Raymond Moore, director del torneo, y varios periodistas. Y se mostró incrédula. Las palabras del mandatario sudafricano, que antes de pasarse a los despachos fue jugador profesional, provocaron una tormenta que sacudió California y llegó también a Miami, donde esta semana arranca otra de las pruebas combinadas más importantes del calendario.

"Si fuera una jugadora, me arrodillaría todas las noches y daría gracias a Dios por el nacimiento de Roger Federer y Rafa Nadal, porque ellos han liderado este deporte”, dijo Moore, que no dudó en atribuir el estatus actual de las tenistas a las estrellas del circuito ATP. “Si naciera de nuevo, me gustaría estar en la WTA, ya que ellas viven de los logros de los hombres. No toman ninguna decisión y tienen suerte. Tienen mucha, pero mucha suerte”, prosiguió el poderoso mandatario, que con ese discurso vino a decir que todo lo que han conseguido las mujeres (con la igualdad de premios como punta de la lanza) es consecuencia de los jugadores masculinos.

Raymond Moore en Indian Wells junto a Serena Williams.

Raymond Moore en Indian Wells junto a Serena Williams. EFE

“Ninguna mujer debe estar de rodillas agradeciendo algo así”, le contestó Serena, visiblemente molesta. “Son observaciones muy equivocadas e inexactas. Solo hay una manera de interpretar sus palabras: ‘Ponte de rodillas’, lo que es suficientemente ofensivo. El año pasado, las entradas para la final femenina del Abierto de los Estados Unidos se agotaron mucho antes que las de la masculina. ¿Jugaba Roger esa final? ¿La jugaba Rafa o cualquier otro hombre? Creo que no”, ironizó la campeona de 21 grandes.

"Lo que mejor hacemos las mujeres es sobreponernos a esos comentarios”, añadió Azarenka, que con su triunfo frente a Serena regresará al top-10 esta semana. “No se escuchan quejas o malos comentarios hacia los hombres. Si seguimos trabajando duro en lo que hacemos seremos mejores para poder aprovechar las oportunidades que tengamos, pese a los comentarios que haya”, se despidió la bielorrusa, que como campeona del torneo se llevó la misma recompensa que Novak Djokovic, vencedor de la cita ATP.

LA IGUALDAD DE PREMIOS

Indian Wells entrega el mismo premio (1.028.300 de dólares estadounidenses) para los ganadores de ambos cuadros, masculino y femenino. También lo hacen Miami, Madrid y otros torneos, además de los cuatro grandes. La discusión, encarnizada tiempo atrás por distintos argumentos (que las mujeres juegan a tres sets en Grand Slam y los hombres a cinco o que la WTA no consigue llenar estadios como lo hace el circuito ATP), regresó a la primera línea mediática después de que Moore, director de uno de los torneos más importantes del mundo, sacudiese con sus palabras las horas previas de ambas finales.

“No sé qué decir”, aseguró Novak Djokovic después de vencer 6-2 y 6-0 al canadiense Raonic para igualar el récord de Masters 1000 que hasta hoy tenía Rafael Nadal (27). “Es un tema muy delicado y sensible. Las mujeres merecen respeto y admiración por todo lo que están haciendo. La igualdad de premios ha sido un debate habitual en el mundo del tenis durante los últimos siete u ocho años”, recordó el número uno mundial. “Sé la energía que ha empleado la WTA para conseguir esa igualdad. Lo aplaudo. Sinceramente, lucharon por lo que se merecen y lo consiguieron”, reiteró Nole, antes de realizar un inusual análisis.

“Los cuerpos de las mujeres son muy diferentes a los de los hombres. Ellas tienen que pasar por muchas cosas que nosotros no. Las hormonas y otras cosas distintas, no es necesario entrar en detalles”, afirmó el serbio, que se mostró partidario de una mejoría en los premios del circuito ATP, apuntando hacia el imán que son los jugadores para los aficionados.

“Por otro lado, creo que nosotros debemos luchar para conseguir más, porque las estadísticas dicen que tenemos mucho más espectadores en los partidos de los hombres”, defendió el campeón de 11 grandes. “Es una de las razones por las que deberíamos tener mayores recompensas, pero no nos podemos quejar porque actualmente tenemos grandes premios”.

RESPUESTA DE LA WTA Y RECTIFICACIÓN DE MOORE

Además de descalificar a las jugadoras actuales, Moore citó a Eugenie Bouchard y Garbiñe Muguruza como "las promesas más atractivas” del circuito, pensando en el día en el que Williams ya no esté. El sudafricano, al que preguntaron si esa “atracción” era física, contestó sin dejarlo claro. ”Son física y competitivamente atractivas”, contestó Moore. "Pueden asumir el liderazgo cuando Serena decida retirarse. El circuito cuenta con un grupo de jugadoras muy atractivas”.

Steve Simon, máximo mandatario de la WTA y hasta hace un año director de Indian Wells (el puesto que ocupa ahora Moore), no tardó en reaccionar, calificando las palabras de su predecesor como “extremadamente decepcionantes y alarmantes” en un comunicado emitido por la tarde. "La WTA se basa en los principios de la igualdad”, explicó Simon. "Estoy orgulloso de todas las jugadoras de la WTA, que trabajan duro y se sacrifican diariamente. El tenis en su conjunto se enriquece con los aportes y logros de cada jugador, de ambos sexos”.

Así, y después de que sus palabras encendiesen al vestuario y levantasen ampollas en la opinión pública, Moore se vio obligado a rectificar. "Hice algunos comentarios acerca de la WTA que fueron de mal gusto y erróneos. Lo siento, de verdad. Les pido disculpas a las jugadoras y a la WTA. Hoy tuvimos una final femenina, con Serena y Azarenka, que refleja la fuerza de las jugadoras y el circuito”. Posiblemente, demasiado tarde.