RFET Real Federación Española Tenis

Un expresidente de la Federación de Tenis pide la "ejecución" de jueces y periodistas

En la jungla. Pedro Muñoz Asenjo, presidente de la RFET entre 2004 y 2009, pide su "ejecución" por perjudicar al PP.

Una captura del tuit de Pedro María Asenjo.

Una captura del tuit de Pedro María Asenjo.

El expresidente de la Real Federación Epañola de Tenis, Pedro Muñoz Asenjo, ha sido un ávido y temprano usuario de Twitter desde 2011, red social que usa para volcar sus temperamentales opiniones sobre la política y el deporte. Pese a su intensa actividad, su mensajes no habían tenido mayor relevancia pública hasta que el pasado sábado, enfurecido por lo que estaba viendo en La Sexta Noche, reclamó la "ejecución" de los "jueces que filtran sumarios" y "la sexcta y sus colaboradores" por participar, en su opinión, de un "golpe de Estado" contra el gobierno del PP.

En opinión de Muñoz Asenjo, que también presidió la Asociación Iberoamericana de Tenis, existe una conspiración entre la judicatura y los medios de comunicación para airear los casos de corrupción en el PP, silenciando los de los otros partidos. Reclama que tales "criminales" sean "juzgados y ejecutados".

No es la primera vez que Muñoz Asenjo carga las tintas. Hace unas semanas también pedía la ejecución de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, una de sus bestias negras, al igual que Podemos y los políticos en su órbita.

Aunque tales declaraciones no trascendieron, Muñoz Asenjo tuvo que darse cuenta de que se había pasado y pidió disculpas a continuación, lo que no ha ocurrido en el caso de este fin de semana.

El talante, sin embargo, le duró unos días, antes de volver a desear a Colau "2 talibanes" entre insultos de la peor especie.

Tuitero enfurecido

El expresidente de la RFTE ha aumentado su ya de por sí intensa actividad en la red a partir de las elecciones generales. Se ha mostrado como un irredento defensor de la candidatura de Mariano Rajoy a repetir como presidente del Gobierno.

Las dificultades que se ha encontrado el PP para alcanzar un acuerdo, sin embargo, han ido agriando el tono de sus mensajes. Ya a principios de enero advertía de que no estaba en condiciones de controlar sus exabruptos.

Desde entonces ha enarbolado con virulencia el concepto de "prostitución política", que le sirve tanto para condenar a Pedro Sánchez por pactar con Ciudadanos y negociar con Podemos, en vistas al "golpe de Estado" del que habla, como para verter insultos contra políticos de izquierdas, a menudo sexistas en el caso de Colau y la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena.

La idea de "prostitución política" la aplica también al programa de la Sexta y a los periodistas que trabajan en él entre alusiones obscenas y degradantes.

Con semejante discurso, no es de extrañar que haya tenido discusiones encendidas con otros usuarios, que a menudo le ridiculizan por su caótica ortografía. Él se defiende presentándose como un hombre hecho a sí mismo que no pudo ir a la escuela.

Polémicas deportivas

Muñoz Asenjo rechazó volver a presentarse en 2009 a la presidencia de la Real Federación Española de Tenis que, con sede en Barcelona, es el máximo órgano regulador del tenis en España. El final de su mandato estuvo marcado por su enfrentamiento con los tenistas de élite y sus salidas de tono. Llegó a decir de Rafael Nadal que "por sí sólo no llenaría pabellones".

Pero nunca se ha desvinculado del mundo del tenis. En 2014 reapareció para acusar a su sucesor, José Luis Escañuela, de corrupción. Mantenía que 300.000 euros destinados al Observatorio del Tenis, una entidad creada por Escañuela, habían sido malversados. Su denuncia condujo a la inhabilitación de Escañuela y a que el Consejo Superior de Deportes haya presentado una denuncia contra él ante la Fiscalía Anticorrupción.

Sin ir más lejos, a mediados de este mes, es contra el propio CSD contra quién Muñoz Asenjo se ha pronunciado, presentando una petición al Secretario de Estado, Miguel Cardenal, para que suspenda el actual proceso de reforma estatutaria en la Federación Española de Tenis. Considera que la reforma está "tutelada" por el CSD, que favorece a sus candidatos afines.