LGTB

La NBA cancela el All-Star de Carolina del Norte como respuesta a la ley 'antigays'

La liga apeló a la "diversidad, inclusión, equidad y respeto a los demás", para justificar su decisión de trasladar el evento, que supone un gesto trascendental para el colectivo LGTB.

Adam Silver, Comisionado de la NBA.

Adam Silver, Comisionado de la NBA.

  1. LGTB
  2. Homosexualidad
  3. Carolina del Norte

La NBA anunció este viernes que el All-Star de 2017 no se disputará finalmennte en la ciudad de Charlotte (Carolina del Norte), tal y como estaba previsto, a raíz de una ley que exige a los transexuales en ese Estado que utilicen los baños de acuerdo con el género con el que nacieron y no con el que se identifican.

En un comunicado, la NBA explicó que tanto la liga como los Charlotte Hornets, la franquicia que tiene su sede en Carolina del Norte, han intentado establecer vías de diálogo con las autoridades estatales para negociar "cambios positivos" en la legislación, pero ha sido en vano.

"En estas conversaciones nos hemos guiado por los valores de nuestra liga. Estos son, no solo la diversidad, inclusión, equidad y respeto a los demás, sino también la disposición a escuchar y tener en cuenta puntos de vista opuestos", apuntó la NBA.

Tras no lograr cambios en la controvertida norma, que fue aprobada en marzo y que también eliminó los protocolos que protegían de la discriminación a homosexuales, bisexuales y transexuales, la NBA optó por el cambio de ubicación.

"Aunque entendemos que la NBA no puede imponer las leyes en las ciudades, Estados o países en los que hacemos negocio, no creemos que podamos organizar con éxito nuestro All-Star en Charlotte con la coyuntura creada tras la aprobación de la norma", apuntó la liga.

La nueva sede se conocerá en las próximas semanas, aunque ya suenan con fuerza Nueva Orleans (Luisiana) y Orlando (Florida) como posibles reemplazos para el All-Star previsto para el 17, 18 y 19 de febrero.

Pese a todo, la NBA mostró su predisposición a organizar de nuevo el All-Star en Charlotte el año 2019 (en 2018 será en Los Ángeles) si se logran cambios en la legislación estatal.

Tras conocer la noticia, el gobernador de Carolina del Norte, el republicano Pat McCrory, divulgó un comunicado en el que acusó a la NBA, a la que tildó de "élite empresarial", de "imponer sus visiones políticas ahí donde hacen negocio, evadiendo así los procesos democráticos".

"Durante meses, las élites deportivas han menospreciado nuestras leyes y demonizado a la gente de Carolina del Norte simplemente porque creemos que los niños y niñas tienen el derecho a utilizar los baños, vestuarios y duchas sin el sexo opuesto presente", agregó McCrory.

Al margen del All-Star, McCrory también ha visto cómo importantes artistas de la talla de Bruce Springsteen, Ringo Starr e Itzhak Perlman han anulado actuaciones en su Carolina del Norte tras la aprobación de la ley.