Libros

La Iglesia se hace hipster para ganar más fieles

El sacerdote Francisco Varo ha publicado una guía que tiene como fin llamar la atención de aquellos que no han leído nunca la Biblia.

Steve Jobs revolucionó el mercado con el iPad.

Steve Jobs revolucionó el mercado con el iPad.

  1. Religión
  2. La Biblia
  3. Literatura
  4. Clero
  5. Iglesia Católica
  6. Hipsters

¿Qué tienen en común una canción de pop-rock, una serie de televisión, un anuncio o un personaje de ficción? Todos tienen una clara conexión con la Biblia. Es la idea que quiere transmitir La Biblia para hipsters (Planeta). Para el sacerdote, docente y matemático Francisco Varo, autor del libro, el mundo actual está lleno de nexos directos con las Sagradas Escrituras y sirven para entender mejor universo que nos rodea.

Varo utiliza la figura de grandes nombres populares para hacer doctrina de la Biblia y darla a conocer. Así, Martin Luther King se convierte en el nuevo Moisés negro y los hobbits de El Señor de los Anillos recuerdan a los grandes protagonistas bíblicos por su carácter sencillo. “La Biblia aparece donde menos se lo espera uno”, explica este profesor de la Universidad de Navarra.

Para el sacerdote y autor, un hipster es una persona actual, moderna, independiente y alternativa en lo intelectual, que no se deja llevar por lo que todo el mundo dice

Se trata del bestseller de todos los tiempos: arrasa en ventas, pero “no se lee lo suficiente”, según Varo. ¿Por qué? Se escribió hace muchos años. “El salto cultural tan fuerte que supone no facilita una lectura ágil como la soportaría una novela escrita en el siglo XX”. Por eso quiso crear esta guía, como puente para que “el lector acabe asomándose a las páginas del verdadero relato bíblico”.

Una forma de llamar la atención de aquellos que nunca se han atrevido a leer los evangelios. De ahí el título un tanto provocador: para hipsters. “Una persona actual, moderna, independiente y alternativa en lo intelectual, que no se deja llevar por lo que todo el mundo dice, sino que toma sus propias decisiones”, define el escritor.

De todas los nexos que establece Varo, el más paradigmático y el que mejor refleja la relación Biblia-mundo actual es el que simboliza el personaje de ficción Walter White. Breaking Bad dibuja con crudeza un problema humano, el de cómo las decisiones que tomamos a veces implican una opción moral reprobable. El argumento, para quien no conozca la serie, nos presenta a un padre de familia al que le diagnostican un cáncer de pulmón y decide traficar con drogas para poder pagarse el tratamiento. “El origen del mal es una pregunta que también se plantea en los primeros capítulos del Génesis”, indica Varo.

Hacia la libertad

Pero los lazos con la Biblia no acaban ahí. Cuando Steve Jobs murió, fue recordado por la prensa como un patriarca y un revolucionario tecnológico. “En los textos bíblicos, los patriarcas eran aquellos personajes que estuvieron en el origen de Israel, personajes que rompieron con sus antepasados. Desde entonces, aquellos personajes que con un trabajo creativo han cambiado modos de vida reciben en el habla normal esa denominación honorífica de patriarca”, relata Varo. También Martin Luther King se incluye en esta categoría: es el Moisés negro. Luther King “asumió conscientemente la guía de un pueblo hacia la libertad, como Moisés en el Éxodo”.

Sin duda, más divertidas son las semejanzas que se crean con el universo moral de J. R. R. Tolkien y El Señor de los Anillos, una obra que gira en torno al combate entre el bien y el mal. Gollum simbolizaría el pecado del orgullo y la corrupción que produce el afán de poder; Gandalf sería el Moisés de la Tierra Media; los orcos y Saruman representarían vicios como la codicia, la envidia o el odio; y Frodo encarnaría la lucha heroica por hacer frente a los poderes maléficos y no sucumbir a ellos.

Hasta U2 peca de utilizar en su música los pasajes bíblicos. En la carátula de su álbum All that you can't leave behind aparece la banda en un aeropuerto junto a un letrero que dice J 33.3. “Se trata de una cita bíblica, la de Jeremías, capítulo 33, versículo 3: Llámame y te responderé, y te anunciaré cosas grandes e inaccesibles que no conoces”. También en su canción Fire existen referencias bíblicas, en este caso a un texto del Apocalipsis (The sun is burning black, the moon is running red).

Incluso la bandera de la Unión Europea evoca la iconografía cristiana, según Varo, donde es muy común la imagen de María envuelta en un manto azul y con una aureola circular de doce estrellas en torno a su cabeza.