Polémica

Las 10 estocadas de Pérez-Reverte contra la política

El escritor ha arremetido contra el Gobierno al ser condecorado con la Medalla de Plata en el Día de la Comunidad de Madrid. Aquí otros diez codazos del académico a Ministerios y cargos públicos.

Cristina Cifuentes colocando la Medalla a Arturo Pérez-Reverte en el Día de la Comunidad de Madrid.

Cristina Cifuentes colocando la Medalla a Arturo Pérez-Reverte en el Día de la Comunidad de Madrid. EFE

Largo es el escritor, periodista y académico Arturo Pérez-Reverte: en la pluma, en los dedos, en la lengua. Sus opiniones -sin pelos, sin recato- lo han convertido en un titular en sí mismo: además de sus fieles lectores, allá lo sigue su horda de más de millón y medio de seguidores en Twitter. Él se pronuncia y afila, de forma natural, sólo existiendo. Y no le importa quién mire. Hoy lunes, 2 de mayo, repartía ante las atentas pupilas del presidente en funciones, Mariano Rajoy; la vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes y otras personalidades políticas como Manuela Carmena, Esperanza Aguirre y Albert Rivera. 

En el Día de la Comunidad de Madrid -y en el contexto de la Conferencia de Rectores de la Comunidad-, Pérez-Reverte ha recogido su Medalla de Plata y ha aprovechado para cargar contra el Gobierno dedicándola a “los jóvenes exiliados, humillados y ninguneados” a los que “se les ha obligado a buscarse la vida fuera”. “El 2 de mayo es una de las pocas fechas españolas en las que es posible no avergonzarse de ser español. Muchas gracias”, se ha despedido. No es la primera vez que el académico guiña directamente al punto de sutura.

Ya ironizó el 23 de marzo acerca de que “los yihadistas deben de estar acojonados” por las “florecitas, velitas y el enérgico Todos somos Bruselas”, ya colgó la imagen de la Miss España Desiré Cordero -quien se fotografió besando una bandera de España sujeta por legionarios- añadiendo un “Así se vuelve patriota cualquiera”. Hay hasta para el Papa Francisco. No tiene motivos la clase política española para arquear las cejas por el discurso de hoy, cuando son sus miembros quienes suelen protagonizar las estocadas de Pérez-Reverte. Aquí diez codazos del padre de Alatriste que eligen el costillar de los políticos.

1. Mariano Rajoy, la “liebre sinvergüenza”. 

Fue el 16 de enero de este mismo año cuando el escritor quiso delimitar con palabras -y tirando de metáfora- al presidente en funciones. “Una liebre paralizada e inmóvil en mitad de una carretera, deslumbrada por los faros, esperando que la atropellaran. Ése ha sido y es Rajoy”.

El tiro venía de lejos: el 28 de abril de 2013, Pérez-Reverte aseguró en su cuenta de Twitter que empezaba a creer “sinceramente”, que “si Aznar era un arrogante y Zapatero un imbécil, Rajoy es un sinvergüenza”. Y continuó: “Está quemando su mayoría (y nunca nadie la tendrá igual) sin tocar un pelo de este monstruoso e inviable derroche autonómico. Tiene miedo de que se rebelen los sicarios, los trincones de lo caliente, los barones locales que han hecho de este disparate su negocio. Así que Rajoy lo exprimirá todo y a todos antes que tocarles el negocio a los compadres y desmantelar este disparate burocrático”.

Apuntó que “hay un sistema clientelar de 20.000 asesores políticos y compadres varios trincando de lo que el Estado expolia” y que “ni 6,2 millones de parados han convencido aún a estas ratas de alcantarilla estatal de reformar la Administración que asfixia a España”. Finalizó recordando que “aún no hemos visto dimitir a ningún ministro, y eso significa que están de acuerdo con la infamia que el Gobierno de su jefe impone; la poca vergüenza, la cobardía moral y el cinismo político se los reparten entre todos, sin inocentes, ese Gobierno, esa gentuza”. 

2. Pedro Sánchez y Zapatero. 

Para no desmerecer, Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, también se ganó una mención de Pérez-Reverte sobre su perfil político: “Eso sí: en comparación con Pedro Sánchez, Zapatero va a parecernos Churchill”.

3. Los políticos y la cultura.

Ya es común que los usuarios de Twitter consulten con Pérez-Reverte sus dudas ortográficas. El académico tampoco ha dudado en manifestar su opinión sobre los conocimientos y el nivel cultural de los políticos: “Entre ministros y presidentes de Gobierno, el día que en España haya un juicio de Nuremberg cultural, van a faltar sogas”.

4. Cataluña independiente. 

El tuit más difundido de una jornada tan comentada como el 27-S fue de Pérez-Reverte. 3.700 retuits, 2.500 favoritos y un aluvión de comentarios. “Tras 20 años de abandono, incompetencia, indiferencia gubernamental e impunidad de los golfos, votar español en Cataluña es un acto heroico”. El 10 de enero de este año, un usuario instó a Pérez-Reverte a “mojarse” con esta pregunta: “¿Habrá una Cataluña independiente dentro de dos años? ¿Sí o no? Haga su pronóstico”. El escritor respondió: “En efecto. Creo que dentro de dos años habrá una Cataluña independiente. ¿Se le ocurre a usted algo que pueda impedirlo?”.

5. Sacrificar a Ana Mato. 

Quizás el tuit más polémico de toda la trayectoria en redes de Pérez-Reverte cayese con la cuestión del ébola. El marido de Teresa Romero -entonces en estado de observación, como su mujer- pidió con un vídeo a través de redes sociales que se respetase la vida de su perro -al que Sanidad, finalmente, sacrificó para evitar que se propagase la enfermedad-.

Así se manifestó el autor ante la problemática: “Su incompetencia y estupidez quieren resolverla sacrificando a un perro… ¿Por qué no a la ministra de Sanidad? El asunto es debatible”. Prosiguió: “A fin de cuentas, Ana Mato tiene más peligro como ministra que el perro con ébola”. Y terminó de alicatar: “Propongo poner el perro en observación y sacrificar a la ministra. No hay color”. 

6. Moratinos, el “perfecto mierda”. 

Fue en octubre de 2011 cuando Pérez-Reverte escribió en Twitter: “Por cierto, que no se me olvide. Vi llorar a Moratinos [ex ministro de Exteriores]. Ni para irse tuvo huevos”. Ante el aluvión de críticas sobre lo “machista” del comentario, el escritor detalló que “no se es menos hombre por llorar”, sino que “se es un mierda cuando uno demuestra públicamente que no sabe irse. De ministro o de lo que sea. Moratinos adornó su retirada con un lagrimeo inapropiado. A la política y a los ministerios se va llorado de casa. Luego Moratinos, gimoteando en público, se fue como un perfecto mierda”.

Ese estupor creó la etiqueta #perezrevertefacts. El periodista se lo tomó con humor: “No esperaba este éxito. 2000 seguidores nuevos en 24 horas, gracias al extinto ministro. Esto es mejor que mi caricatura en Muchachada Nui. Si lo llego a saber, lo insulto mucho antes”.

7. Contra Gabriel Rufián.

Una más reciente enganchada tuitera del escritor ha sido con el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián. El 5 de marzo de 2016, Pérez-Reverte sentenció: “Ayer escuché el discurso de Gabriel Rufián (ERC) en lo de Sánchez. La España que sentó en el Parlamento a ese joven merece irse al carajo. A Rufián, Tardá y sus colegas los hizo posibles y sentó en el Parlamento la España estúpida de Aznar, Zapatero y Rajoy. Ahora, a disfrutarlos”. Ante la contestación del joven, el autor le explicó que incluso estaba “de acuerdo” con “el fondo de buena parte de su discurso, sobre todo en lo social”, pero que “como español representado en ese Parlamento, me disgustan la zafiedad, la incoherencia, la mala sintaxis y la demagogia”. Añadió una última “reflexión personal”: “A usted no le llaman charnego en España, sino en Cataluña. Y ése es el problema, creo. Su necesidad de que no se lo llamen”.

8. Contra los concejales asturianos que querían hablar sólo en femenino.

Julio de 2015. Pérez-Reverte cargaba contra los concejales asturianos del grupo municipal Somos Corvera, que habían anunciado que no utilizarían el masculino y hablarían solamente en femenino en sus declaraciones públicas. “Creí que en España no cabía un tonto más, pero resulta que sí”, se manifestó el autor en Twitter añadiendo el link de la noticia que explicaba la decisión de los ediles. 

9. Contra el sistema educativo.

Octubre de 2015. Un usuario de Twitter preguntaba a Pérez-Reverte qué hacer con la profesora de Lengua de su hija, que había cometido un error garrafal a la hora de corregir a la pequeña en una redacción. Pretendía la docente que la niña pusiese con hache “echaba de menos”. Le había pintado la letra en rojo en el cuaderno, a modo de corrección. “¿Qué hago con la profesora de lengua de mi hija? ¿Algún consejo?”. El autor contestó: “Resignación. Su hija lo pagaría. no es la maestra, es el sistema. Que la niña aprenda bien inglés para poder largarse pronto de aquí”.

10. España, la “enfermedad histórica”. 

11 de enero de 2016. Aquí los tuits que resumen el universo Pérez-Reverte y su visión de la política española. “Dispuesto a disfrutar ahora con Rajoy y Sánchez. Esos estadistas. Acumulo mazorcas para que en esta sesión continua no falten palomitas”. “¿Estarán a la altura de las circunstancias?”, preguntó un usuario de Twitter. “A la altura de las circunstancias, no sé. Pero Rajoy y Sánchez estarán a la triste altura de sí mismos. No le quepa. En España, en vez de guiñarle un ojo al adversario, preferimos sacárselo. Que yo me quede tuerto si dejo ciego al otro, decimos aquí. O lo pensamos. Es tan viejo como nuestra perra historia. Y la explica muy bien”.

“En Suiza mucha gente me pregunta por qué no hemos salido todavía del postfranquismo. no sé qué contestar”, añade un tuitero. “Del postfranquismo salimos hace mucho. De lo que no salimos nunca es de esta ruin enfermedad histórica llamada España”.