El Español
Actualidad
|
Galicia

Iniciativa Galega pola Memoria solicita la retirada de la sala Antonio Rosón del Parlamento

La organización argumenta que el hecho de que la sala lleve esa nomenclatura " agrede la memoria de las víctimas de la represión franquista y constituye un insoportable ultraje para sus familias"
El Parlamento de Galicia en una foto de archivo.
IGM
El Parlamento de Galicia en una foto de archivo.

Las asociaciones de memoria histórica gallega, reunidas en la Iniciativa Galega pola Memoria (IGM), han manifestado a través de un comunicado "su rechazo firme y rotundo" de la decisión de la mesa del Parlamento gallego (aprobada con los votos a favor del PP, con la abstención del PSOE y con el voto en contra del BNG el pasado 27 de julio), por la que se designa la sala de reuniones de portavoces de los grupos parlamentarios con el nombre de Antonio Rosón Pérez.

"Consideramos que esta decisión atenta contra numerosas resoluciones de la ONU y contra los principios que deben regir la política pública de memoria, basada en el ejercicio de los derechos a la verdad, a la justicia y a la reparación", explican, a lo que añaden que "además agrede la memoria de las víctimas de la represión franquista y constituye un insoportable ultraje para sus familias". A su vez, sostienen que "el Parlamento gallego no puede honrar a una persona como Antonio Rosón Pérez, que tuvo una participación directa en el golpe de estado contra la República de julio de 1936 y que dirigió personalmente como comandante militar de Becerreá", aclaran.

Además, desde la IGM critican "la represión violenta en la zona de Becerreá y Os Ancares contra militantes y simpatizantes de partidos demócratas, con más de 30 personas asesinadas desde el 22 de julio hasta finales de septiembre de 1936, así como otras múltiples formas de violencia física y psicológica, detenciones, humillaciones, extorsiones, amedrentamiento y castigo". "No es justo hacer un relato parcial y sesgado de la biografía del personaje, ensalzando los méritos que no dudamos que tiene y ocultando de manera burda su ejecutoria falangista, golpista y represora, abundantemente acreditada por la hemeroteca, por la memoria oral y por la documentación oficial", aseguran.

"Políticas que en pleno siglo XXI no reniegan del pasado franquista"

Según los miembros de la organización, "este nombramiento es consecuencia del pacto de silencio, de amnesia e impunidad de la transición española, que impidió durante décadas el conocimiento de la verdad histórica, la investigación sobre los ejecutores de la represión, la reparación integral de las víctimas del terror fascista, así como la investigación, juicio y condena de graves crímenes contra la humanidad cometidos desde 1936 hasta 1977".

Sobre esto, añaden que "también es resultado de la actitud de opciones políticas que en pleno siglo XXI no reniegan del pasado franquista, no lo condenan con todas las consecuencias y hacen bandera del incumplimiento de la ley de memoria histórica y de la legalidad internacional". "Para la IGM, a estas alturas del siglo XXI el Parlamento gallego no puede seguir ignorando y ultrajando a las víctimas", denuncian.

Por estos motivos, la IGM se dirigió este jueves a la Mesa del Parlamento gallego para solicitar tres peticiones. La primera es "la retirada del nombre de Antonio Rosón Pérez de una de las salas del Parlamento y su relevo por el de una persona que tenga una trayectoria íntegra e intachable de defensa de los valores democráticos y de los derechos de Galicia".

La segunda es que "el Parlamento de un homenaje a las víctimas de la represión franquista en Galicia, organizado en colaboración con el movimiento memorialista gallego y con la participación de una representación de las víctimas". La tercera es "la organización por parte del Parlamento gallego de un homenaje a la resistencia antifranquista gallega, hombres y mujeres que deben ser honradas como combatientes contra la Dictadura y luchadores por las libertades", concluyen.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad