Este pasado lunes 17 de mayo se ha celebrado el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia; es decir, contra lo que se ha venido a resumir en el término LGTBIfobia. Se conmemora en esa fecha para rememorar la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un hito necesario y por el que lucharon estos colectivos que sucedía el 17 de mayo de 1990.

Noticias relacionadas

El objetivo de su conmemoración, como ocurre con la práctica totalidad de los días internacionales, pasa por llevar a cabo todo tipo de acciones que sirvan para visibilizar la denuncia de la discriminación que estos colectivos siguen sufriendo en la actualidad y caminar hacia la consecución de sus derechos en todos los ámbitos: laborales, familiares, sociales, sanitarios, etcétera. 

Sin embargo, como también sucede con otras conmemoraciones reivindicativas aunque lo que se reclamen sean derechos tan básicos como el de caminar seguros por la calle, siempre hay personas a las que esto parece escocerles y ponen el grito en el cielo cuando ven que las instituciones se vuelcan con un mensaje que debería ser transversal, sobre todo teniendo en cuenta que está avalado por el marco legal.

El vídeo de la Guardia Civil

Este año a la campaña por el Día contra al LGTBIfobia se ha sumado también la Guardia Civil, un cuerpo que para algunos debería seguir instalado en los años 50 del siglo pasado. No obstante, ellos tienen claro que ante todo están para proteger a la ciudadanía y que clamar por derechos, inclusión, respeto, empatía, igualdad y diálogo es precisamente su misión:

Sin embargo, si ya tuvimos que leer decenas de comentarios homófobos cuando la Guardia Civil cambió su avatar en Twitter por el Día de la Diversidad Sexual el pasado año, esta vez no iba a ser menos. Primero, ha habido decenas de tuiteros que banalizaban el mensaje y les echaban en cara que pusiesen el foco en eso y no en la crisis migratoria de Ceuta, como si fuesen dos cosas incompatibles:

Pero este tipo de comentarios no han sido los únicos, ni mucho menos. Aquí otra remesa de homofobia contra la Guardia Civil:

Por suerte, han sido muchos más los que han censurado ese tipo de comentarios:

Menos mal que la Benemérita es más inclusiva ahora que nunca.