El alcalde de Madrid y portavoz nacional de los populares, José Luis Martínez-Almeida, ha salido por la puerta grande después de su paso por El Hormiguero este martes. El regidor llegó, vio y venció como si llevara toda su vida de plató en plató. De hecho, no solo Pablo Casado tendría que empezar a preocuparse por su tirón dentro del PP, sino también el mismísimo Pablo Motos podría ver en peligro su puesto de presentador si el popular se lo propone.

Noticias relacionadas

Desde que las dificultades derivadas de la pandemia exigieron de Almeida más protagonismo político, éste supo crecerse ante la adversidad y generar una oleada de empatía. De repente, todo el mundo lo quería y, a juzgar por la reacción casi unánime de las redes sociales tras su aparición en Antena 3, todo el mundo sigue queriéndolo. Una comunicación espontánea y grandes dosis de sentido del humor están detrás del éxito de un político que no esconde sus complejos, sino que se ríe de ellos.

Por eso, Almeida ha encajado a la perfección en el formato y se nos ha hecho complicado seleccionar tan solo cinco momentos del rato en el que ha estado divirtiéndose en El Hormiguero. Ha sido capaz de camuflar su condición de político y hacerle creer al público que era un cómico más del programa que se prestaba a todo tipo de propuestas, como la de comparar su altura con la de Motos, uno de los momentazos de la noche:

Tampoco se ha venido abajo cuando le han sacado a colación su soltería, dejando para el recuerdo una frase que habla mucho de su amor propio y también de su sarcasmo:

Otro de los instantes que pasará a la posteridad ha sido su dueto con su doble, el imitador Carlos Latre, cantando por Julio Iglesias:

Quizás el instante en el que afloró un poco más su vena política fue durante el juego en el que Motos le proponía una serie de situaciones y Almeida tenía que elegir con qué políticos las querría llevar a cabo, entre varios seleccionados por el programa. De aquí quedará para el recuerdo su zasca a Pablo Iglesias, al que seleccionó para participar en un atraco:

Y también el capote que le ha echado a la exportavoz popular en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, quien agradeció el gesto de Almeida en Twitter:

Por último, no queríamos dejar de destacar la demostración de que quien tuvo, retuvo. Y es que Almeida, recordando sus tiempos de opositor al Cuerpo de Abogados del Estado, ha hecho un alarde de memoria recitando así la Constitución:

Sin duda, su paso por el programa de Motos ha sido épico aunque, ni con estas, se ha librado de los haters:

Eso sí, esta vez ha habido muchísimos más aplausos que abucheos:

¿Será La Resistencia la siguiente parada del alcalde de Madrid? Ojalá.