Si hace tan solo unas semanas El Drogas se estrenaba en La Jungla por su peculiar campaña en pro de la vacunación contra la Covid, su regreso a esta sección quizás haya provocado el efecto contrario sin pretenderlo. Enrique Villareal, que así se llama el que fuera cantante y bajista de Barricada durante casi tres décadas, ha protagonizado la polémica de este lunes en las redes sociales por el concierto que ofreció en Madrid. 

Noticias relacionadas

Fue el pasado viernes 22 de enero en el Teatro Circo Price donde actuó para presentar su disco Solo quiero brujas en esta noche sin compañía. En un concierto donde, a priori, se cumplieron todas las medidas de seguridad —distancia entre el público, limitación de aforos, prohibición de levantarse del asiento y obligación de llevar mascarilla en todo momento—, las imágenes que han trascendido están cosechando infinidad de críticas en un momento en el que la pandemia vuelve a estar descontrolada en nuestro país.

Reconozcamos que la dualidad con la que vivimos es, a veces, complicada de gestionar. Por un lado, nos convencen de que "la cultura es segura" y, por otro, están prohibiendo eventos culturales y cerrando salas, auditorios, teatros, bibliotecas y cines, como ha ocurrido con las nuevas medidas que entrarán en vigor en Galicia desde el miércoles. Es lógico que viendo algo así a la gente le hayan saltado todas las alarmas:

De hecho, El Drogas ha podido dar este concierto en Madrid, pero ha tenido que cancelar el que iba a dar en Barcelona al día siguiente y el que tenía programado para el 11 de febrero en la Rambleta de Valencia, ambos a causa de las nuevas medidas restrictivas que están funcionando en las dos comunidades. Así que las críticas al músico no han dejado de sucederse durante toda la jornada manteniendo su nombre en la lista de tendencias.

Sin embargo, no ha sido el único nombre propio, ya que ha vuelto el de Raphael. Recordemos que el mítico artista había dado varios recitales en fechas próximas a la Navidad y había recibido también miles de críticas. Por eso, los usuarios de Twitter también lo han hecho trending topic reprobando a los dos por igual con comentarios como estos:

De hecho, aunque El Drogas haya cumplido escrupulosamente con la legalidad vigente, también ha sido el protagonista involuntario de algunos chascarrillos:

Y es que las críticas han sido prácticamente unánimes, pero algunos también han procurado defender la celebración del concierto reiterando que se estaban cumpliendo con las medidas de seguridad: