El pasado fin de semana el cantante Raphael ofreció en el Wizink Center de Madrid el concierto más numeroso desde la declaración de la pandemia en nuestro país con 5.000 personas escuchando sus grandes éxitos de sus 60 años de carrera. Desde el pasado mes de marzo, el auditorio no albergaba un evento tan multitudinario y las críticas no se hicieron esperar.

Noticias relacionadas

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, salió en defensa del evento. Explicó que el Wizink Center "es un lugar seguro que renueva el aire cada pocos minutos" y afirmó que si la "incidencia acumulada en Madrid fuera preocupante se suspenderían estos eventos".

En el recinto se cumplieron las medidas de seguridad: mascarillas, distancia, público sentado; pero no ha sido suficiente para esquivar las críticas que llegaron incluso del titular del Ministerio de Sanidad, Salvador Illa, quien consideró que no son tiempos para "actos tan masivos".

La polémica ha sido tal en redes sociales que el hijo del cantante, el productor musical Manuel Martos, ha tenido que salir en su defensa. Pero no ha sido el único. La que fuera su nuera, la actriz y cómica Toni Acosta, también está dispuesta a defenderlo con uñas y dientes aunque eso suponga abandonar su postura neutral en las redes sociales y enfrentarse a una mujer que está en medio de todos los fregaos tuiteros: Anabel Alonso.

"Si invito a Raphael"

La también actriz se hizo eco del paso del cantante por Madrid y se sumó a las críticas, preguntando con ironía que "si invito a Raphael en Navidad, podemos juntarnos hasta 5.000, ¿no?:

Acosta, que suele emplear más Instagram que Twitter y había estado compartiendo vídeos del concierto al que ella misma había acudido con sus hijos, no dudó en contestar a Alonso a través de sus stories, también con mucha retranca: "Si tu casa mide lo mismo que el Wizink Center y tomas las mismas medidas de seguridad que en el concierto, guárdame tres sitios, por favor, que vamos mis hijos y yo. Gracias por tu generosidad. Feliz Navidad".

No contenta con este primer zasca, Acosta publicó un segundo mensaje. En esta ocasión empleó una fotografía del concierto en la que se veía la separación que había entre las sillas para escribir: "Vista aérea de la casa de Anabel Alonso, donde nos reunirá a los 5.000 asistentes al concierto de Raphael por Navidad. A ver qué nos cocinas, Anabel":

Por el momento Anabel Alonso no se ha pronunciado al respecto, así que no sabemos si ha querido dar por zanjado en asunto o es que todavía no se ha enterado de la réplica de Toni Acosta. Estaremos pendientes.