El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, anunciaba este martes que el famoso pianista británico afincado en nuestro país, James Rhodes, ha recibido la nacionalidad española después de que el Ejecutivo le haya concedido la Carta de Naturaleza por sus "méritos artísticos y, sobre todo, su compromiso frente al maltrato y la violencia contra los niños", unas cualidades que hacen de él "un símbolo de la nueva España".

Noticias relacionadas

Iglesias lo ha comunicado a través de su cuenta de Twitter, felicitando al "compatriota", al tiempo que Rhodes —que lleva tres años viviendo en España—se ha mostrado orgulloso y emocionado también desde la palestra que proporciona la misma red social: "Estoy temblando. Hoy es uno de los mejores días de mi vida. Yo soy español. Gracias desde el fondo de mi corazón". 

Sin embargo, el mensaje feliz de Iglesias y de Rhodes se ha tornado en pesadilla en pocos minutos porque Twitter se alzó en pie de guerra. No eran, en este caso, los habituales críticos quienes se estaban pronunciando, sino los tuiteros de su mismo bando. Que al pianista le hayan concedido la nacionalidad cuando lleva tres años viviendo en nuestro país y no tiene necesidades económicas mientras que hay muchas otras personas esperando papeles como agua de mayo ha indignado a miles de personas:

A otros, en cambio, lo que no les ha parecido nada bien es que le hayan otorgado la nacionalidad a Rhodes por lo que han calificado de "amiguismo" y "clientelismo político":

Por unos y por otros, finalmente Iglesias ha querido zanjar el asunto con otro tuit: