La tecnología nos ha empujado a opinar sobre todo tipo de asuntos sin tener que ser expertos en nada. Podemos dar mítines en las redes sociales, aconsejar a los viajeros que pasen por los lugares por los que nosotros hemos pasado antes y recomendar un restaurante de un pueblo recóndito. Google, sin ir más lejos, suele preguntarnos directamente qué nos ha parecido el lugar que acabamos de visitar animándonos a valorarlo con su ya famoso código de estrellas.

Noticias relacionadas

Esas opiniones, que en ocasiones están cargadas por el diablo, más de una vez nos han sacado una sonrisa, sobre todo cuando los dueños de los negocios invierten tiempo en contestar a sus clientes más críticos. En la historia que nos ocupa, sin embargo, seguramente nadie vaya a entrar a rebatir las valoraciones negativas que han dejado decenas de personas en la lista de reseñas de varias cárceles españolas.

El delirante descubrimiento lo ha hecho el escritor Benito Olmo y lo compartió en Twitter junto con algunas capturas de pantalla. "No puedo dejar de leer", confesaba en un tuit que ha alcanzado los 3.000 retuits y ha superado los 9.000 'me gusta'. Todo un fenómeno viral que ha puesto en evidencia algo que no sabíamos: hay personas que dedican su tiempo a trolear las reseñas de las prisiones.

Las que ha compartido Olmo nos hacen viajar al Puerto de Santamaría, a Alicante y a Aranjuez. Vaya por delante que, revisando a fondo los comentarios, hay bastantes que son reales y su contenido mayoritario es el de la denuncia de las condiciones de presos y/o trabajadores, además de las críticas al trato recibido por parte de los funcionarios. Dicho esto, vayamos a la variante cómica que nos ha traído hasta aquí. 

"Poco acogedor"

En el caso del centro penitenciario Puerto III se pueden leer valoraciones verosímiles como esta de una usuaria que vota el lugar con una estrella: "No te dejan meter ni un paquete de tabaco. Se pasa calor en las comunicaciones, no te encienden el aire acondicionado y no tienen ni un mal ventilador. Sin embargo, en la cafetería pasas frío. La cafetería está bastante bien. Y los baños limpios, sala de espera pequeña".

No obstante, también las hallamos más hilarantes como esta: "Buen talego, de ahí no se escapa ni el Lute. Lo pasé guay con mi colega el Jacobo de Jerez. A ver si nos vemos, colega". O esta otra: "Un boquete bueno. De la Secretaría General. Primer grado, camuflado. Una experiencia religiosa". En el centro penitenciario Madrid VI también podemos leer algunas perlas: "Estuve una semanita y la verdad que la gente muy agradable. Y da gusto rodearte de personas así, ojalá repita otra vez. Besis".

"El servicio de habitaciones deja mucho que desear. Me encontré un pelo debajo de la cama", dicen en otro comentario, mientras que también apuntan que es "poco acogedor". Otra persona señala que "es la mejor escape room en la que he estado. Volvería a repetir" y en otra de las valoraciones alguien confiesa que "las rayas no me sientan bien. O cambian los uniformes o me fugo".

Por último, de la Alicante Cumplimiento dicen que es "increíble para pillar drogas. Habitaciones algo reducidas, pero buen ambiente". En esta misma línea otro comentario destaca que "está bien, hay drogas a buen precio, los colchones están blandos y las vistas son hermosas. Me encanta este hotel". También señalan que tiene mucha "seguridad y un amplio abanico de actividades".