Cuando finalizó el escrutino de las pasadas elecciones gallegas y Galicia en Común se quedaba fuera del Parlamento, la ministra Yolanda Díaz no hizo ningún tipo de declaración al respecto. Ni un tuit. Las existosas mareas que había encumbrado junto a Pablo Iglesias y a Xosé Manuel Beiras se quedaban sin una gota de agua a pesar de que la titular de Trabajo y el líder de Podemos dieron varios mítines tratando de rentabilizar la buena imagen de la gallega en el Gobierno estatal.

Noticias relacionadas

El descalabro gallego no hundió a Díaz, que ahora está a menesteres muy distintos y acumulando fama a raudales al convertirse en la ministra de los zasca por sus encarnizadas respuestas en sede parlamentaria. Este mismo lunes, sin ir más lejos, su nombre llegaba a la lista de tendencias de Twitter por su análisis —contrario al de sus socios del PSOE— sobre la posibilidad de ampliar la edad de jubilación.

Precisamente, en esta misma entrevista que concedió a La Hora de Televisión Española, preguntada sobre el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, la ministra no tuvo en reparo en admitir que se trata de un "gran candidato" para el Partido Popular, presentándolo como un político más moderado en comparación con los que están más cerca de Pablo Casado.

"Un gran rival"

En concreto, Díaz admitió que "Feijóo es un gran adversario", explicando que "para ganar, lo primero es reconocer al adversario y me parece que el señor Feijóo, con la distancia ideológica que profeso con su partido, desde luego es un gran candidato. De lo mejor que tiene el Partido Popular y me parece que se aleja bastante de lo que está desplegando la propia dirección de Génova en estos momentos":

Quizá para el grueso de los españoles estas palabras de la ministra no llamen demasiado la atención, pero a los gallegos se les han quedado los ojos como platos al escucharlas. Estaban acostumbrados, al menos hasta la fecha, a oír el tono vehemente con el que Díaz se ha dirigido siempre a Feijóo tanto en el Parlamento de Galicia —cuando ella ocupaba escaño allí— como en sus últimos mítines en la campaña de las gallegas hace apenas unas semanas.

Bien es cierto que ella solamente ha analizado, en este fragmento, las cualidades del presidente de la Xunta de Galicia como candidato y no como gestor político; pero ese cambio de tono ha sentado bastante mal entre los tuiteros gallegos de izquierdas, que han acusado a Yolanda Díaz de "blanquear" la imagen de Feijóo y hacerle el juego a la derecha del Partido Popular: