A José Manuel Soto no nos da ni tiempo a echarle de menos en La Jungla porque, últimamente, cada vez que habla sube el pan. Esta vez, además, como si los astros se hubieran alineado para nosotros, el cantante andaluz comparte trifulca con la actriz Anabel Alonso y con el diputado Íñigo Errejón. Un maravilloso combo que ha tenido gresca en Twitter a cuenta, en primera instancia, de la financiación de Podemos. 

Noticias relacionadas

El primero en arrojar la piedra, como no podía ser de otra forma, ha sido Soto. Y es que le ha parecido fatal que Errejón, según la información recogida en el medio que comparte, pasase a presidir la Comisión Anticorrupción del Congreso además de ser diputado, cobrando por ello, un extremo que todavía no ha sido confirmado:

Y aquí es cuando entra en escena Anabel Alonso. Conviene recordar que ambos están en las atípodas ideológicas, por si hubiese alguna duda. La actriz, citando el tuit de Soto, ha preguntado retóricamente si los demás presidentes y portavoces no cobran:

A partir de aquí la cosa se complica, pero hay que destacar que la educación ha ido por delante, algo muy de agradecer en estos tiempos. Soto ha explicado que lo que le indigna es que Errejón no estaría libre de pecado para presidir esa comisión:

Alonso le replicó defendiendo a Errejón...

...pero Soto ya había dictado sentencia:

Y cuando el debate se debilitaba, llegó el protagonista para zanjar el asunto:

Obsérvese que a Soto no le ha mandado ningún abrazo.