Arturo Pérez-Reverte no parece que tenga entre sus planes irse de vacaciones, al menos en Twitter. Bendito sea. El escritor da cuenta puntualmente de sus tuits y retuits habituales. Ya saben: literatura, perretes, política, cultura general y algunas pizcas de humor. Precisamente, en esta ocasión, vamos a ocuparnos de esto último. 

Noticias relacionadas

Reverte ha compartido con sus seguidores una fotografía original de la responsable de la editorial Zenda Libros, María José Solano Franco, que posaba junto a su hijo en los Alcázares de Sevilla. Hasta aquí todo pinta muy normal, pero las poses del chaval y de su madre dicen todo sin decir prácticamente nada.

Ella, en primer término —mascarilla mediante— hace el selfi en el que sale de fondo el joven adolescente, sentado, con pose de desgana. Como si estuviera pensando en el amor de verano que ha tenido que dejar a 800 kilómetros porque a su madre se le ha metido en la cabeza hacer turismo justo el verano en el que nadie hace turismo.

"Es para una amiga"

Solano aportaba más información en el tuit, contextualizando su lamento: "Cuando a uno de 14 intentas despertarle la pasión por la historia en los Alcázares de Sevilla, entre frescas fuentes y naranjos amargos". Pedía, además, a sus seguidores si conocían "algún tutor de Esparta que necesite voluntarios para viajar próximamente a las Termópilas".

La imagen de ambos y el mensaje de la editora han conquistado a Reverte y a sus seguidores:

Y es que a la adolescencia, en ocasiones, parece que solo podría plantarle cara el ejército persa.