Arturo Pérez-Reverte ha vuelto a sacar de sus casillas a buena parte del espectro indepe en Twitter, incluida Pilar Rahola. La novedad esta vez es que ni siquiera ha tenido que pensar en las palabras afiladas e invertir su tiempo en plasmar su mensaje en un tuit porque la indignación surge de una entrevista que el escritor concedió en febrero de 2016 mano a mano con Joaquín Sabina.

Noticias relacionadas

El vídeo de hace algo más de cuatro años ha cobrado vida en la red social de nuevo. En concreto, un polémico fragmento en el que le preguntan por Cataluña y Reverte afirma que "como yo soy jacobino, es un tema que habría resuelto en el siglo XVIII. 'Chas, chas, chas'. Ahora ya no tiene solución, ahora es otra cosa. (...) Tú puedes pasar a cuchillo a una población entera en el siglo XI, pero no puedes hacerlo en el siglo XXI. Bromas aparte, la España del XVIII perdió la ocasión".

Sabina, por su parte, interrumpía para decir que "me adhiero a la propuesta de mi compañero". Reverte continúa su análisis explicando que "la revolución francesa hizo una Francia jacobina, moderna, con futuro. En España nos quedamos con todo lo viejo. Esos resabios medievales que nunca nos libramos de ellos hacen que estemos pagando el precio de una historia deformada y no resuelta. La ocasión de España fue el XVIII y fallamos: así se jodió todo".

El vídeo viral

No obstante, el fragmento de 28 segundos que se ha viralizado en la red social no incorpora ningún tipo de contexto y solamente resaltan la frase de Reverte y sus ansias de "pasar a cuchillo" a la población:

Así que, por supuesto, los tuiteros del lazo amarillo se indignaron sobremanera muy rápidamente y el material llegó a manos de la siempre polémica Pilar Rahola. Ella sí buscó el vídeo entero, pero aun así se tomó en serio lo que Reverte dejaba claro que era una "broma":

Pero claro, quizás Rahola no calculó muy bien que se estaba metiendo con el francotirador tuitero por excelencia, al que solamente le hizo falta cargar su arma con el texto completo —versión en castellano y catalán— y adjuntar un nuevo calificativo para la tertuliana: "Señora que pasó sin ducharse de la política al periodismo".

Rahola no se iba a dar por vencida tan pronto y contraatacó enseguida:

Lo que pasa es que Reverte contestó con el arma más poderosa: el silencio. Aplicó la de no hay mayor desprecio que no dar aprecio y Rahola se quedó clamando sola, esta vez en catalán, que "sería mucho pedir, naturalmente, que un jacobino de pata negra, que se cree por encima de los mortales, no se dedicase a hacer bromitas, jijijaja, de pasar por la guillotina a todo un pueblo, porque defiende su libertad. Sí, demasiado pedir, cuando se trata de los catalanes":

Al menos por el momento, Reverte no le ha hecho ni caso.

[Más información: El surrealista videoclip de Leticia Sabater emulando a Rosalía: bikinis, 'Narcos' y un Satisfyer]