Las caceroladas contra el Gobierno de Pedro Sánchez que empezaron en el madrileño barrio de Salamanca para extenderse por buena parte de España han desaparecido, al menos del foco mediático, desde que Madrid pasó a la Fase 1 de la desescalada. Cualquiera diría que la petición de "libertad" que gritaban a pleno pulmón se refería a tomarse libremente algo en una terraza o a poder ir al comercio.

Noticias relacionadas

Esta apreciación la han tenido muchos tuiteros, que se preguntaban dónde se había metido toda esa gente que alcanzó el culmen reivindicativo con la manifestación convocada por Vox desde los coches. A partir de ahí, poco o nada se ha sabido de las concentraciones. Uno de los curiosos que han salido a la palestra es el politólogo, profesor y escritor gallego, Antón Losada.

Tertuliano habitual, Losada tampoco es de los que se callan para evitar polémicas, sino todo lo contrario. Su tuit preguntando por "las manis de los Cayetanos" se ha hecho viral en poco tiempo, contribuyendo a alimentar la teoría de que "se acabaron porque ya se pueden tomar gin tonics en las terrazas":

Aparte de los aplausos de sus seguidores, a algunos tuiteros no les ha hecho gracia la observación de Losada y se lo han hecho saber. En concreto, algunos tuiteros le han propinado sendos zascas:

[Más información: La lección de tolerancia de Ana Milán a los que llaman "facha" a su hijo por seguir a Vox]