Vox llena las principales ciudades de España de caravanas de coches en protesta contra el Gobierno de Pedro sánchez. Bajo un ruido incesante de claxons han ido desfilando los vehículos por la plaza de Colón y se dirigen hacia la calle Goya, para posteriormente aparecer por Serrano, bajar por la céntrica calle Alcalá y terminar en la plaza de Cibeles.

El secretario de Organización del partido, Javier Ortega-Smith, recién recuperado del coronavirus, ha animado este sábado a todos los ciudadanos a sumarse a las denominadas "marchas de la libertad" convocadas en todas las capitales de provincia y ha avisado de que continuarán las movilizaciones contra el Gobierno "criminal" de Pedro Sánchez.

Ortega-Smith ha hecho estas declaraciones a la prensa en Madrid antes del comienzo de la marcha con la que Vox pretende llenar de coches el centro de la capital en contra del Ejecutivo. "Esta es la movilización de la libertad y del derecho que tenemos a poder expresarnos sobre un Gobierno que consideramos criminal y nos ha mentido", ha definido.

Ante un autobús con los colores de la bandera de España preparado por la organización para encabezar la marcha, al que se subirán los principales dirigentes de Vox, Ortega-Smith ha insistido en que no se trata de una manifestación "política", sino una "reivindicación de la dignidad de los españoles".

La manifestación de Vox en Madrid comenzaba en torno a las 12.00 horas de este sábado con centenares de participantes desde sus vehículos particulares pidiendo "libertad" al Gobierno de Pedro Sánchez así como la dimisión de todo el Ejecutivo por su gestión por la crisis del coronavirus.

Santiago Abascal, presidente de Vox, en lo alto de una autobús descapotable, en Madrid. TW

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha dado el pistoletazo de salida desde el autobús descapotable que se encuentra en la cabecera de la manifestación y en el que se encuentran varios dirigente del partido como Javier Ortega-Smith, Rocío Monasterio e Iván Espinosa de los Monteros.

Barcelona colapsada

Unos 40 coches y algunas motos han empezado sobre las 12.05 horas la manifestación convocada por Vox en Barcelona, como en otras capitales de provincia este mismo día para pedir la dimisión del Gobierno por su gestión durante el coronavirus.

Personas concentradas en la plaza Francesc Macià de Barcelona por la manifestación en coche de Vox63055_personas_concentradas_plaza_francesc_macia_barcelona_manifestacion_coche EP

Desde la plaza Francesc Macià hasta la Delegación del Gobierno, llevan banderas españolas como capas u ondeando por las ventanas de los vehículos, además de hacer sonar sus bocinas, reproducir música militar y el himno español, y gritar proclamas, como "¡País socialista, país tercermundista!", mientras les han aplaudido algunos peatones desde las aceras.

Vox obtuvo el viernes permiso judicial para manifestarse en Barcelona, Tarragona, Lleida y Girona, al igual que en provincias de toda España.

Logroño

Una caravana de alrededor de 200 vehículos secundaba en Logroño la manifestación convocada por Vox "en contra de la gestión actual del Gobierno de España provocada por el virus COVID-19".

La marcha ha comenzado pasadas las 12.00 horas desde el Monumento a la estatua del Labrador y ha recorrido la Gran Vía logroñesa, Marqués de Murrieta y Duques de Nájera.

La concentración ha contado, además, con numeroso público congregado a los laterales de la carretera que aplaudía al paso de los vehículos.

Vox ha querido hacer "un llamamiento a todos los riojanos, hayan votado a nuestro partido o no, y a los que piensen que nunca nos van a votar, con un único grito de libertad y en contra de la gestión actual del Gobierno de España provocada por el virus Covid-19".

En un comunicado, el partido político explicaba que "todos los españoles tienen libertad de pasear, reunirse y manifestarse cumpliendo las medidas sanitarias". Con esta convocatoria Vox ha querido llevar a la calle la oposición frontal a la gestión de la crisis del Covid-19 que ya ha manifestado en el Congreso y que ha llevado al partido a votar en contra de las últimas prórrogas del estado de alarma.

A su juicio, el Ejecutivo de Pedro Sánchez está utilizando este mecanismo como "un estado de excepción encubierto" con el que está restringiendo derechos y libertades básicas de los ciudadanos y, por tanto, intentará alargarlo todo lo que pueda.

Vox propone recurrir a otras leyes constitucionales para controlar la desescalada -como las leyes de Seguridad Nacional o de Salud Pública- y defiende la necesidad de reactivar la economía cuanto antes para evitar la "quiebra" del país.

Ese rechazo a los planes del Gobierno queda reflejado en el lema de las manifestaciones: "Fase libertad", en alusión a las diferentes fases por las que pueden ir avanzando las provincias en función del plan de desconfinamiento ideado por el Ejecutivo.

Garantizar la seguridad

Desde Vox también aludían a que la manifestación transcurriese de "forma segura" e incluso han informado de ciertas indicaciones para garantizarla.

Entre ellas, explicaban que "en vehículos particulares y privados complementarios de personas en vehículos de hasta nueve personas, incluido el conductor, podrán viajar tantas personas como plazas tenga el vehículo, siempre que todas residan en el mismo domicilio. En este supuesto, no será necesario el uso de mascarilla".

En caso de que no convivan en el mismo domicilio, "podrán desplazarse dos personas por cada fila de asientos, siempre que utilicen mascarilla y respeten la máxima distancia posible entre los ocupantes".

En ningún caso, aseveraban, "se puede realizar a pie la convocatoria".

Más movilizaciones

El secretario general del partido de derecha extrema ha animado a sumarse a todos los partidos políticos y todos los ciudadanos que quieran protestar contra el "indigno Gobierno" de coalición. "El que se quiera sumar sólo tiene que coger su coche y la mascarilla", ha animado.

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, en la manifestación convocada en Madrid. EP

Según ha recordado, las protestas contra el Ejecutivo se iniciaron con caceroladas desde los balcones y se han reproducido durante los últimos días en las calles de numerosas ciudades españolas. "Hoy salimos con los coches y claro que seguiremos", ha garantizado. "Ésta es una más y seguiremos saliendo a la calle".

Los manifestantes han empezado a llenar el paseo de Recoletos, en Madrid, desde las 11.00 horas y se han agolpado con sus vehículos particulares -motos, furgonetas, coches- y con banderas de España, pancartas e incluso alguna bandera de la legión.

En estas pancartas se podían leer mensajes contra el jefe del Ejecutivo, al quien alguno incluso le acusaba de ocultar la cifra real de fallecidos por el coronavirus y pedían la "dimisión en bloque" de todo el Gobierno.