Cayetana Álvarez de Toledo ha vuelto a llevarse el gato al agua en la sesión de control al Gobierno que se celebró este miércoles en el Congreso de los Diputados. Su polémica intervención desde el estrado ha logrado silenciar absolutamente todo lo que se había tratado hasta el momento y su nombre ha copado durante buena parte del día el listado de tendencias. ¿El motivo? Haberle llamado "terrorista" al padre del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.

Noticias relacionadas

La portavoz del PP ha querido replicar así al calificativo de "marquesa" con el que Iglesias se refiere a ella para recordar que posee ese título nobiliario, pero Álvarez de Toledo podría haber incurrido en un delito al hacerlo. Eso es, al menos, lo que le advirtió el líder de Podemos que animará a su padre a llevar a cabo "las acciones oportunas":

El intercambio de epítetos ha propiciado que incluso la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, haya pedido a Álvarez de Toledo que retirara sus palabras; pero lejos de hacerlo, ahondó en que el padre de Iglesias "era militante del FRAP", el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota al que se le atribuye el asesinato en 1975 de dos miembros de las Fuerzas de Seguridad.

La pregunta de James Rhodes

El pianista británico afincado en España, James Rhodes, sigue puntualmente la actualidad que afecta al país y este miércoles también estaba al tanto de lo que ocurría durante la sesión en la Cámara. Sin embargo, como le ha pasado a muchos más, han sido las palabras de Álvarez de Toledo las que han llamado poderosamente su atención, hasta el punto de preguntar lo siguiente en Twitter:

De hecho, no solo le han sorprendido las acusaciones de la portavoz popular, sino los aplausos que cosechó en el Hemiciclo:

Y es que, tal y como explicaba Rhodes en el mismo hilo, en Reino Unido acusaciones de ese tipo no son muy habituales en su Parlamento:

[Más información: La inesperada defensa de Gabriel Rufián al padre de Diana Quer tras el acoso de las redes]