A los tuiteros españoles se les atragantaba el desayuno este martes leyendo el mensaje que el padre de Diana Quer había compartido en la red social poco antes de las cinco de la madrugada. Juan Carlos Quer hacía una desafortunada comparación entre el pozo donde El Chicle depositó el cadáver de su hija y la piscina del chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero en Galapagar.

Noticias relacionadas

"La última piscina donde Diana Quer fue despositada por su violador y salvaje asesino. Piscina de la mansión de Pablo Iglesias", escribía en el tuit, que iba acompañado de sendas fotografías. En una se puede ver a El Chicle junto al pozo de Rianxo donde se halló el cuerpo de la joven y en la otra la casa del vicepresidente y Montero.

Juan Carlos Quer publicaba el polémico tuit el mismo día en el que se abría de nuevo el caso del asesinato de su hija en los Juzgados tras el recurso interpuesto por El Chicle a su condena de prisión permanente revisable. Sin embargo, los tuiteros no han tenido piedad a la hora de criticar duramente que haya "usado la muerte de Diana" para criticar al Gobierno:

La mano tendida de Rufián

Conviene destacar que buena parte de las críticas que ha recibido Quer estaban acompañadas del mismo consejo: acuda a un profesional. Esta es la misma lectura que ha hecho el diputado de ERC, Gabriél Rufián, apelando a la empatía desde su cuenta de Twitter y tratando de contribuir a zanjar el acoso a un padre que, al margen de todo, no hay que olvidar que ha perdido a una hija en circunstancias muy dolorosas.

Así que Rufián ha pedido "empatía y psiquiatría" y no "odio y chasquería" ante "cualquier reacción de un padre" que ha vivido "lo pero que puede vivir un padre":

[Más información: Lluvia de críticas a Ana Milán y Santiago Segura por su equidistancia frente a las 'dos Españas']