La activación de la tramitación de la Ley de Educación durante el estado de alarma ha puesto en alerta a las asociaciones de Educación Especial, que denuncian que la norma recogería el cierre de los colegios para este tipo de alumnado, que agrupan a unas 37.000 personas en nuestro país. Así, las entidades han lanzado peticiones a los grupos políticos para incluir alegaciones al texto legal. En concreto, a su Disposición Adicional Cuarta.

Noticias relacionadas

Ese apartado recogería que "en el plazo de 10 años los centros ordinarios cuenten con los recursos necesario para atender en las mejores condiciones a los alumnos con discapacidad. (...) Los centros de educación especial, además de escolarizar a los alumnos que requieran atención muy especializada, desempeñarán la función de centros de referencia y apoyo a los centros ordinarios". Esta última apreciación es la que algunas familias estarían interpretando como el antecedente del cierre de las instituciones escolares.

En este contexto, durante los últimos días, las redes sociales han servido como plataforma para que entidades y familias reivindiquen su postura en contra de una medida que consideran injusta. Una de las más populares ha llegado desde la casa de Miriam y Rafa, dos hermanos que han grabado un vídeo en el que explican algunos de los motivos por los que están en desacuerdo. Él, con síndrome de Down, acude al centro Madre de la Esperanza de Talavera de la Reina.

"No quiero que lo cierren"

Explica Miriam que su hermano acudía hasta el año pasado a un centro ordinario y el adolescente de 14 años afirma que las clases se las pasaba "jugando con la tablet". También, que compartía aula con unos 20 alumnos, mientras que en su centro actual lo hace con cinco compañeros. Se lo pasa muy bien y tiene muchas asignaturas, recibiendo una atención especializada por la que pide que "no cierren mi colegio":

El vídeo se ha reproducido unas 800.000 veces, haciéndose viral en Twitter

La respuesta del Gobierno

El Ministerio de Educación y Formación Profesional ha salido al paso de las críticas reiterando su apoyo al alumnado con necesidades especiales y enfatizando que es "absolutamente falso que el Gobierno vaya a cerrar los centros de educación especial". Desmienten, por lo tanto, la información que están divulgando desde algunas organizaciones y recuerdan que el texto legal marca que los colegios seguirán abiertos.

Explican, en este extremo, que el Ministerio trabajará para que los alumnos con necesidades especiales que se escolarizan en centros ordinarios puedan "tener la mejor atención porque lo contrario sería una grave discriminación, tanto para ellos como para sus familias, al negarles los derechos recogidos en la Convención Internacional de Personas con Discapacidad".

No obstante, no hablan de cerrar los centros especializados, sino de reforzarlos, por lo que desde el Ministerio lamentan "profundamente que se juegue con los sentimientos y expectativas de un colectivo tan vulnerable", aseguran en su comunicado.

[Más información: Pérez-Reverte es catalán y el capitán Alatriste, también: el último 'zasca' al delirio 'indepe']