La práctica totalidad de los españoles hemos pasado algún tiempo de estas semanas de confinamiento convertidos en policías de balcón. Al algunos se les ha pasado en horas, pero a otros todavía les va a durar hasta después de la cuarentena. Y es que juzgar sin saber se nos da estupendamente y además criticar es gratis, un recurso muy socorrido, sobre todo, cuando el aburrimiento hace mella.

Noticias relacionadas

Con esta debilidad nuestra más que evidenciada, la actriz sevillana Charo Urbano (1971) —conocida también como Txarini Urbano—, ha querido deleitarnos con una de las mejores parodias que se han hecho de la gestapo del visillo. La trianera ha publicado el vídeo en su página de Facebook, desde donde comparte contenido casi a diario, y cuenta ya con más de 60.000 reproducciones. 

Urbano interpreta a una vecina desde su balcón. Muy atenta y educada con esos vecinos que "adora" cuando está con ellos cara a cara, pero con el veneno en la recámara para analizar sus compras, cuantificar los paseos de los perros y controlar la idoneidad de todas sus salidas a la calle. Vamos, preparada para enumerar a los "hijoputas":

Pero Urbano no se ha quedado en esta parodia ni mucho menos, sino que también ha compartido otras de sus reinterpretaciones de los momentos más álgidos que estamos viviendo. Así, por ejemplo, nos ha dado ideas para organizarnos nuestra tiempo con esta ruleta:

Ha querido ayudarnos también a no picar entre horas:

E incluso se ha atrevido a predecir cómo será la vuelta a los bares:

La fama por una cafetera

Con un canal de YouTube con miles de seguidores, una vida dedicada al teatro y su popular paso por el programa Gente Maravillosa de Canal Sur, Charo Urbano también ha participado en series como Cuéntame; pero la fama a nivel nacional le llegó con un hilarante sketch en el que nos hablaba con la cafetera en la mano.

Con un atuendo propio del mañaneo más loco, la actriz se dirigía a los hombres para soltar una de las sentencias que ha quedado grabada en el imaginario colectivo: "Vamos a ver, chavales, cuando cerréis una cafetera no hace falta que demostréis toooooda la fuerza que tenéis, ¿eh? No hace falta. Que la cafetera no es la trampilla de un submarino".

[Más información: Un 'pin parental' para que Iglesias hable a los niños de España: el último ataque de Vox]