En Tasty lo llaman Timpano, en Italia lo bautizaron como Timballo di pasta y en España lo traducimos como Timbal de pasta. Da igual cuál sea su nombre oficial porque en Twitter lo han llamado "bomba de calorías" y parece la denominación más acertada de todas. Y es que este plato de origen italiano lleva absolutamente de todo y augura una sobremesa de manzanilla y sales de fruta que ayuden a digerirlo. 

Noticias relacionadas

En este contexto de confinamiento, cuando los expertos insisten en que debemos procurar una dieta sana pero lo más vendido en los supermercados son los aperitivos salados, el vídeo de la preparación del bombazo calórico está suscitando todo tipo de reacciones. Se puede intuir, además, que detrás de los mensajes de asombro se esconde también cierta curiosidad y salivación. 

Sobre una masa elaborada a base de huevos y harina ponemos una primera capa de macarrones con tomate seguida de una cubierta de mozzarella. En la siguiente cubriremos con albóndigas en crudo y huevos cocidos. Por encima de eso añadimos provolone y pasta rellena de ricota, parmesano y huevo. Pero por si fuera poco aun nos faltaría completar con cebolla caramelizada y salchichas antes de cerrar y meterlo todo en el horno:

Para los valientes que quieran materializar la receta en sus fogones, pueden consultarla al detalle en la web de Tasty donde también se encuentra una segunda opción de Timpano que todavía parece más completo que la anterior. Desde luego, lo que podemos asegurar es que el plato no ha pasado desapercibido en Twitter y una mayoría de comentarios, entre la guasa y la preocupación arterial, nos representan:

"Un plato ligero"

El Timbal de pasta es típico del sur de Italia, donde también le llaman Timbal de macarrón porque es lo que más se usa. Apunta la Wikipedia que se trata de una receta de origen medieval, puesto que hay referencias de su preparación en escritos de 1324. A España llegó de la mano de Isabel de Farnesio, la esposa de Felipe V, de origen italiano.

Pero el apunte más sorprendente del artículo en la enciclopedia online es que asegura que la técnica de hornearlo evita "un gran consumo de grasa, por lo que no fatiga el sistema digestivo" y aprecia que eso, sumado a su gran aporte de hidratos, lo convierten en "un plato ligero, pero muy enérgico".

[Más información: James Rhodes se burla del teléfono de Vox para consultar a psicólogos "afines ideológicamente"]